Según Diego Ortega, portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento ha querido esperar hasta el último momento para ver si el Equipo de Gobierno les trasladaba los informes del servicio de Recaudación para dárselo a la diputación Provincial, pero no ha sido así con lo cual salen a los medios para expresar su más rotunda oposición a la toma del citado acuerdo.

Recordó Diego Ortega que esta pretensión ya la tuvieron en el año 2016 pero no salió adelante al no contar el PSOE con mayoría suficiente.

La Oposición no ha contado con los informes jurídicos y preceptivos, ni han buscado el consenso y no ha dado ningún tipo de información pero ahora con la mayoría absoluta ejercen el rodillo y hacen que una de las primeras medidas tomadas por el Equipo de Gobierno de esta nueva corporación municipal sea la de renunciar y externalizar el servicio de Recaudación, lo hacen de una forma dictatorial y absolutista. Y esto dista mucho de la mano tendida que ofrecía la alcaldesa en su toma de posesión.

El Partido Popular se pregunta qué motivos o intereses ocultos subsisten detrás de esta propuesta además la Señora Melchor no quiere dar ningún tipo de información porque lo que vendría reflejado en los informes no sería favorable para el Ayuntamiento y por tanto favorable a los vecinos de Alcázar de San Juan.

El servicio de Recaudación de nuestro Ayuntamiento funciona adecuadamente y reporta beneficios así le han trasladado los trabajadores y trabajadoras de este servicio.
La externalización les costará dinero a los vecinos. La clausula quinta del convenio con la Diputación provincial explica que previo a cobranza será un 2% del total recaudado en periodo voluntario, el 50% del recargo en ejecutiva y el 100% en apremio.

Puso un ejemplo con la recaudación del año 2018 y las cuentas arrojaban cerca de dos millones de euros que contara la Diputación provincial.