El próximo 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental que, en Castilla La Mancha, se centralizará en la ciudad de Toledo. No obstante, los Centros de Rehabilitación Psico-Social y Laboral de la comarca de Alcázar de San Juan han vuelto a reunirse, por tercer año consecutivo, para celebrar un encuentro deportivo en el pabellón Díaz-Miguel y leer el manifiesto de 2017 que se presenta bajo el lema de “Trabajar sin máscaras; emplear sin barreras”. La alcaldesa alcazareña estuvo presente en el acto.

“Trabajar sin máscaras; emplear sin barreras” es el lema central del manifiesto del Día de Mundial de la Salud Mental 2017. Un manifiesto que aboga por la integración laboral de este colectivo y la potenciación de sus cualidades, como la “autenticidad”, para facilitar su recuperación y su bienestar. En la actualidad, sólo el 5% de las personas con problemas de salud mental tienen un trabajo.

Una reivindicación que también hizo suya, como primera edil alcazareña, Rosa Melchor que, acompañada de la teniente de alcalde Rosa Idalia Cruz, inauguró el ‘III Encuentro Deportivo de CRPSL’ celebrado este jueves, 5 de octubre, en el pabellón Díaz Miguel. Una actividad en la que participaron los usuarios de los centros de Consuegra, Tomelloso y Alcázar de San Juan.

Eva María Cabezuelo, responsable técnica del centro de rehabilitación alcazareño, organizador de este evento anual, puso de manifiesto la importancia que tiene el deporte para favorecer la integración de los enfermos mentales, su desarrollo en cuanto relación social y como medio motivador. El deporte es uno de los ejes vertebradores del trabajo diario de estos centros desde hace más de una década.

Una apuesta en la que también cree el Ayuntamiento alcazareño que colabora en la promoción y desarrollo del deporte inclusivo, entre otras de las acciones y medidas que está llevando a la práctica para favorecer la integración de las personas con enfermedad mental. “Alcázar tiene suficiente sensibilidad para colaborar y trabajar por la integración total, para que se normalice la vida de estas personas en todos los aspectos, también en el ámbito laboral”, expresó la alcaldesa que enumeró algunas de las acciones que se han llevado a cabo con esta intención; tales como el convenio con la asociación Luz de La Mancha cediéndoles un terreno en ‘Viveros Abedul’ para impartir clases de jardinería a los usuarios del CRPSL o el Servicio de Orientación y Asesoramiento Laboral para personas con discapacidad conveniado con Cocemfe. “Tenemos que trabajar en colaboración con las asociaciones y familiares, que son los que conocen la situación y nos trasladan sus sugerencias, para poner a su alcance herramientas útiles y efectivas en la vida real”.