La Asociación contra el cáncer celebra su tradicional jornada de cuestación

La Asociación española contra el cáncer ha celebrado hoy su tradicional cuestación, después de que el año pasado no fuera posible hacerlo por la pandemia. La alcaldesa, Rosa Melchor ha acompañado al presidente Enrique Lubián y representantes de la asociación, junto a la concejala de Sanidad, Ana Isabel Abengózar, y la concejala de Bienestar Social, Patricia Benito, en esta significativa jornada de sensibilización y recaudación de fondos, que tan necesarios son para la investigación de esta enfermedad.

La alcaldesa, Rosa Melchor, agradecía a la asociación en trabajo que realiza, en el que prestan todo tipo de apoyo, y sobre todo pretende mejorar el conocimiento de la enfermedad con la investigación, para que la palabra cáncer no sea sinónimo de muerte, “y en eso se va avanzando, porque ya hay muchos tipos de cáncer que se curan gracias a la investigación y al diagnóstico precoz para intervenir cuanto antes”. Este año si cabe más que el año pasado, decía la alcaldesa, seguro que el pueblo de Alcázar tendrá una respuesta generosa colaborando con esta asociación contra el cáncer a quienes “agradezco la labor que desarrollan cada día del año”. Una labor que puede que mucha gente no vea pero que es una labor fundamental en todas las fases de la enfermedad, decía, por tanto, “mi agradecimiento y reconocimiento”.

Enrique Lubíán, presidente de la Asociación, manifestaba la ilusión de volver a estar en la calle, en este acto tan representativo de la asociación contra el cáncer, al que animaba a todos a participar, como los alcazareños hacen siempre, recordando la necesidad de la asociación de recaudar fondos para invertir en investigación. Explicaba que la asociación ha atendido a más de 2500 personas entre enfermos y familiares en la provincia. Una atención personalizada que va desde la información hasta la atención psicológica para él y sus familiares. La asociación ha instalado ocho mesas en Alcázar para informar y para recaudar fondos.

Lo recaudado, explicaba la trabajadora social, María de los Ángeles Valiente va destinado a las personas en situación de vulnerabilidad social y económica, que ha crecido en torno a un 15 ó 20%. Este año se han atendido a 160 personas en Alcázar, tanto pacientes como familiares y, aparte de los apoyos económicos o para prótesis, también se presta ayuda psicológica. Un diagnóstico de cáncer, explica Valiente, afecta de manera integral a la persona y a sus familiares, por lo que se presta un apoyo integral. En cuanto a la cuestación están con mucha ilusión y muy agradecidos a la población de Alcázar y de toda la comarca.

Advertisement
Ir arriba