La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha desestimado el recurso presentado por el exsecretario municipal, César López Guerrero, contra la alcaldesa de Alcázar de San Juan y la secretaria accidental del Ayuntamiento por presunto acoso laboral y prevaricación administrativa; archivando definitivamente la causa. El auto corrobora la resolución dictada por el juez de Primera Instancia e Instrucción, al no encontrar indicios serios de la presunta comisión de estos delitos.

El auto de la Audiencia Provincial aclara que al apelante no se le denegó la adscripción de personal y que desempeñó sus funciones durante un mes escaso, con lo que “es correcto concluir que no concurren serios indicios que justifiquen la continuación de la instrucción”, considerando que, tras la investigación, los motivos aludidos por el querellante “son insuficientes para llenar las exigencias de tipo penal”; ya que no se han encontrado la comisión de actos graves, hostiles y humillantes de forma reiterada que pudieran tipificarse como acoso laboral.

En cuanto a la acusación de presunta prevaricación administrativa, la juez de la Audiencia Provincial ratifica igualmente la resolución del juzgado número 3 de Alcázar de San Juan, que entendía que la “retirada del complemento de productividad no se realizó de forma arbitraria”, ya que la aplicación de este complemento no se aplica en el momento de la incorporación al puesto. El querellante también denunciaba el nombramiento de la actual secretaria accidental que, igualmente, el juez entendió que “no fue una decisión arbitraria” ya que fue realizada por la IX Corporación Municipal, contando con el respaldo de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

Con la resolución de la Audiencia Provincial se archiva definitivamente la causa, sin posibilidad de recurso.