La noche de zarzuela es uno de los escenarios de verano más esperados en Alcázar de San Juan, ya que consigue siempre llenar las localidades habilitadas en la Plaza de Toros; más aun en 2018 que se dedicó el espectáculo en memoria de Antonio Lagar, barítono español fallecido en accidente de tráfico que participaba todos los años en este evento musical organizado por la Asociación de Coros y Danzas, la Coral Polifónica y la Banda de Música de Alcázar de San Juan. La obra escogida fue “La canción del olvido”.

“La canción del olvido” es una historia de amor, una trama de enredos ambientada en el Nápoles del cambio de siglo del XVIII al XIX. El primer libreto de Federico Romero Sarachaga y Guillermo Fernández-Shaw, con la música del maestro José Serrano. Una zarzuela que un año más llevaron a escena con éxito las asociaciones alcazareñas de Coros y Danzas, Coral Polifónica y Banda de Música, con el apoyo de Musiarte.

El espectáculo se realizó el pasado viernes, 13 de julio, dentro del ciclo de escenarios de verano y en memoria de Antonio Lagar, barítono recientemente fallecido en accidente de tráfico que cada año colaboraba con este evento musical. Jesús Guzmán, en representación de los grupos organizadores, entregó una placa y un recuerdo a su mujer e hijos. “Es el primer año que Antonio no está y hemos querido dedicarle un pequeño homenaje, porque siempre tendremos un pequeño recuerdo para él en nuestro corazón”, comentó Guzmán.

La noche de zarzuela es ya un clásico y uno de los escenarios de verano más esperados, ya que se trata de un género musical con mucho arraigo y atrae a numeroso público de la ciudad. “Desde el equipo de Gobierno hemos tenido desde el principio un empeño especial en que esta noche de zarzuela salga adelante, porque es un espectáculo de calidad, con un alto nivel, hecho por nuestra gente; algo que los espectadores saben reconocer”, comentó la alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, que junto al concejal de Cultura, Mariano Cuartero, asistió al espectáculo.