El portavoz de la corriente crítica del PP de Castilla-La Mancha, Antonio Martínez Iniesta, pide al Gobierno de la comunidad que exija al comité de expertos que aplique la fase 2 a la totalidad de las provincias de la región. Para Martínez Iniesta es incomprensible que el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, resalte el descenso de la cifra de contagiados por coronavirus mientras acepta que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantenga a 3 provincias (Toledo, Albacete y Ciudad Real) en la fase uno.

“El Gobierno socialista trata a los castellanos-manchegos como menores de edad”, ha denunciado el portavoz de la corriente crítica, quien razona que el parámetro para pasar de fase no debe ser el tiempo sino el número de contagios. Martínez Iniesta aclara al respecto que puesto el propio consejero destaca que la cifra de nuevos contagiados ha decrecido espectacularmente en el conjunto de las provincias carece de sentido que tres de ellas permanezcan en la fase uno durante otra semana.

El hecho de que el PSOE pretenda que los 3 territorios no avancen con las otras 2 provincias de la región es a su juicio un disparate que se sustenta en unas reglas del juego delirantes incompatibles con una población adulta: “Page debe creer que los habitantes de Toledo, Albacete y Ciudad Real son párvulos a los que se les tiene que decir lo que les conviene, pero los ciudadanos saben perfectamente que el Gobierno socialista los discrimina”.

La corriente crítica apuesta porque Cuenca y Guadalajara pasen a la fase dos el próximo lunes, 25 de mayo, y que ese mismo día el comité de expertos apruebe la misma medida para Toledo, Albacete y Ciudad Real. Argumenta su propuesta con datos: decrece el número de fallecidos, de contagiados y de hospitalizados. Además, en las unidades de cuidados intensivos de las 5 provincias cada vez es menor la cifra de ingresados por Covid-19.

Tras exponer que la ciudadanía debe mantener todas las medidas de prevención, Martínez Iniesta ha resaltado que la propuesta se fundamenta en la necesidad de reactivar la economía. El pase a la fase dos tiene consecuencias directas en ella, dado que permite, con limitaciones, la consumición en el interior de bares y restaurantes, el uso de las zonas comunes de los hoteles y la apertura parcial de centros comerciales, cines y teatros. También permite la celebración de bodas, entierros y misas, así como la visita a residencias.

Antonio Martínez Iniesta

La entrada La corriente crítica del PP exige la fase 2 para las 5 provincias de Castilla-La Mancha se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.