Con un resultado positivo de 12 millones de euros, un superávit del 10,86%, ahorro neto del 2,87%, una reducción de la deuda con los bancos del 38,56% e ingresos per cápita de 1.465 euros se han cerrado las cuentas municipales de Alcázar de San Juan correspondientes al año 2018. La alcaldesa en funciones de la ciudad, Rosa Melchor, destacó que se trata del mejor resultado de los últimos años, recuperando la normalidad económica del período anterior a la crisis, que “revertirá en beneficio de la ciudad y de las vecinas y vecinos”.

La liquidación del Presupuesto Municipal de 2018 se ha cerrado con 18.833.000 euros de ingresos y 6.088.000 euros de gastos; un resultado positivo de 12 millones de euros o, lo que es lo mismo, un 10,86% de superávit. “El mejor resultado de los últimos años con el que hemos recuperado la normalidad económica existente antes de los años de la crisis”, apuntó la alcaldesa en funciones de Alcázar, Rosa Melchor.

El equilibrio de las cuentas ha sido posible gracias al Plan de Saneamiento llevado a cabo durante el último mandato municipal. Un plan que ha permitido -además de sanear la economía del Ayuntamiento- hacer frente a los compromisos con bancos y entidades financieras, mejorar los tiempos de pago con los proveedores y garantizar los derechos retributivos de los empleados públicos “sin cerrar servicios y mejorándolos”, explicó Melchor. “Hemos abandonado las cuentas negativas y el déficit y podemos ahora afrontar y garantizar el futuro de nuestra ciudad”.

Con un ahorro neto del 2,87% y la reducción de la deuda con los bancos en un 38,56%, el Ayuntamiento alcazareño cuenta ahora con una amplia capacidad de endeudamiento. Mientras la Ley permite a los municipios endeudarse hasta el 110%, el actual endeudamiento del Consistorio alcazareño es tan sólo del 36,65%, permitiendo la posibilidad de recurrir a préstamos bancarios si fuera necesario para mejorar la ciudad. “No creo que vayamos a hacerlo”, aseguró Melchor, “porque vamos a seguir en la línea de trabajo de los últimos cuatro años, en los que hemos saneado las cuentas municipales sin necesidad de recurrir ni a una sola operación bancaria y reduciendo la deuda que teníamos con los bancos de 15 a 9 millones de euros”. Se ha pasado de un porcentaje de endeudamiento del 18,16% en 2014 a tan sólo el 2,09% en 2018.

En cuanto a la evolución de los ingresos per cápita, se ha conseguido aumentarlos gracias a las partidas procedentes de otras Administraciones Públicas como la Diputación de Ciudad Real o la Junta de Comunidades, con las que el Ayuntamiento alcazareño está en muy buena sintonía; sin necesidad de recurrir al aumento de la presión fiscal sobre la ciudadanía. A día de hoy, los ingresos por habitante al año se sitúan en 1.465 euros, “unos niveles casi similares a los existentes en el período previo a la crisis económica”.

También se ha reducido el período de pago a proveedores -especialmente los relacionados con gastos corrientes e inversiones- con una media de 72 días de espera.

Con estos datos, la alcaldesa en funciones valoró que “hemos recuperado la normalidad económica, ingresando 18 millones de euros, más a los previsto en el presupuesto, y gastando tan sólo 6 millones. El resultado positivo revertirá en beneficio de la ciudad, de vecinas y vecinos. La situación económica es buena para que Alcázar siga creciendo. Nos va a permitir cumplir el objetivo principal de reducir el desempleo y realizar inversiones sostenibles para el mantenimiento y mejora de nuestra ciudad”.

Ahora queda por delante elaborar un nuevo presupuesto que, en esta ocasión, la primera edil en funciones pretende presentar “en su fecha”, durante el mes de octubre, una circunstancia que no ha sido posible desde el año 2010, al no haber mayorías absolutas.