La vuelta a la actividad institucional a través de un sistema mixto presencial- telemático y con voto ponderado, la iniciación de la desescalada que no hemos superado y una guía de buenas prácticas basadas en el sentido común para conseguir pasar a la siguiente fase, son algunos de los temas que ha abordado esta semana la alcaldesa, Rosa Melchor, en la entrevista de Mancha Centro Televisión.

El pleno que celebrará la Corporación Municipal esta tarde del lunes 11 de mayo, volviendo a la actividad institucional de una nueva manera, va a tener un carácter mixto. Por un lado asistirán los portavoces de cada uno de los grupos políticos pero el resto de concejales seguirá la sesión de manera telemática ya que el salón de plenos no tiene capacidad suficiente para garantizar el espacio recomendado entre los concejales. El voto de cada portavoz será ponderado, igual en número que el de concejales que tenga. Se trata de un pleno importante ya que se espera que se aprueben todas las medidas y ayudas que se van a poner en marcha como consecuencia del Covid-19. Desde el momento de su aprobación, esas medidas estarán vigentes.

Nos hemos quedado en puertas de cambiar de fase en la desescalada contra la pandemia. Eso significa que, de las cosas que se iban a poner en marcha, algunas se quedan paradas hasta la nueva revisión que podría ser la semana que viene. Actividades como la zona azul, la apertura del punto limpio o el mercadillo quedan pendientes a que las autoridades sanitarias lo permitan. Esta semana se puede utilizar como medida de cautela  por parte de la instituciones pero dice la alcaldesa, que también está en manos de la población que debe ser consciente de lo que nos jugamos.

Mercadillo

Una de las actividades que se va a volver a iniciar es el mercadillo de los lunes. Un mercadillo distinto del que conocemos, del que fue la última vez, dice la alcaldesa. La normativa para este tipo de actividades  permite solo puestos de alimentación y un porcentaje del 25% de la capacidad. En Alcázar no se va a llegar ni a ese 25%. De más de 229 puestos que hay habitualmente, solo se van a instalar 38, y solo de alimentación.  Se van a organizar dos pasillos de grandes dimensiones (seis metros),  uno de ida y otro de vuelta (12 metros en total) y se van a guardar las distancias de seguridad entre los clientes y los vendedores. Además de guardar las distancias entre los puestos. Solo hay una entrada y una salida, y se circula en una única dirección. El circuito es en forma de “U” y hay que realizar el recorrido completo. Las personas y los vendedores deberán acudir con las oportunas mascarillas. Son medidas de seguridad que se han establecido pero la alcaldesa igualmente recuerda que no es obligatorio tener que acudir.

Podemos ir para atrás

Igualmente insiste en recordar que debemos ser ejemplo de comportamiento y civismo ya que las medidas igual pueden avanzar que ir para atrás. Espera que entre todos cumplamos las normas y podamos ir avanzando. Indica por ello, que sigue siendo conveniente salir solo lo necesario. Que porque se pueda salir de paseo, no es obligatorio hacerlo. Hay que darse cuenta de lo importante que es mantener las distancias, llevar mascarillas y no aglomerarse mucha gente en el mismo sitio.

Debemos ser todos los que lo consigamos, dice, porque si hay personas que no cumplen las normas están colaborando a que el virus pueda volver a esparcirse.

Por ello pide respeto a las normas, unas normas que ha visto cumplir a la mayoría de la población, que han respetado el hecho de ver a los abuelos desde la calle, llevar a los niños para saludar desde el balcón y con la distancia, pero frente a esto también ha dicho que ha visto a grupos de adolescentes y jóvenes que quedan como si todo hubiera pasado, que no cumplen con las medidas de seguridad ni llevan mascarillas.

Recuerda que está prohibido quedar con amigos, que están prohibidas las “quedadas”, que no es final de curso  y pide respeto a las normas ya que en otro caso no quedará otra vía que la de las sanciones, lo que es una pena. Son sanciones de las que se harán cargo los padres si son menores, no se quiere llegar a eso pero parece que estos comportamientos se están dando y se van a sancionar.

La alcaldesa, Rosa Melchor, también ha querido recordar a las familias que salen con menores que igualmente no se puede quedar con otros niños, ni con otras familias. Que hay que cumplir la norma del Kilómetro, un padre y una hora, y recuerda que no hace falta llegar a alejarse un kilómetro. Aconseja hacer lo mismo que se hacía habitualmente, no hace falta salir obligatoriamente porque se pueda, son medidas de ayuda pero no obligan.

Guía de buenas prácticas

Asemejándose a una guía de buenas prácticas la alcaldesa ha recomendado pensar en los demás  ya que con los comportamientos no adecuados, no solo ponemos en peligro nuestra salud sino la de los demás.

Cree que el mejor homenaje que podemos hacer a los sanitarios, a los autónomos, a los comerciantes, que han tenido que cerrar el cajón, han dejado de tener ingresos sacrificándose por todos nosotros, “el mejor homenaje es cumplir las normas, protegernos para protegerlos a ellos”. Saliendo en grupos o quedando con otros no es el sistema, no es la responsabilidad individual que debemos mostrar cada uno de nosotros.

Aconseja llevar bien puesta la mascarilla, no en la muñeca ni en la barbilla, pide no tirar los guantes, mascarillas o pañuelos al suelo, para eso hay más de 1000 papeleras en el pueblo. La alcaldesa igualmente propone circular por las aceras de nuestra derecha de forma que no tengamos que cruzarnos entre nosotros.

En cuanto a los vehículos insiste en que no están para pasear, solo está permitido usarlos para ir al médico, la compra o a trabajar. Se seguirán sancionando las salidas que no sean por uno de estos motivos, pero igualmente llama a la conciencia social y al sentido común.