Toledo, 17 de enero de 2018.- Las oficinas de farmacia de la provincia de Toledo han realizado un total de 5.140 dispensaciones de recetas electrónicas a ciudadanos de otras comunidades autónomas en los seis primeros meses -de julio a diciembre de 2017- que lleva implantada en Castilla-La Mancha la receta electrónica interoperable, que permite a los ciudadanos poder obtener su medicamento prescrito, aunque se encuentren fuera de su región y sin verse obligados a tener que presentar la receta en papel.
 
Actualmente y desde su puesta en funcionamiento en Castilla-La Mancha, el 1 de julio del año pasado, ya son un total de 14 comunidades autónomas las que están incorporadas a este programa de receta electrónica interoperable, trabajando en común junto a nuestra región en dicho servicio las autonomías de Aragón, Canarias, Castilla y León, la Comunidad Foral de Navarra, la Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, La Rioja; así como Asturias, Cantabria, Cataluña, Murcia y el País Vasco, que se han sumado recientemente en este mes de enero.
 
La directora provincial de Sanidad, María del Prado Carretero, ha incidido en la importancia de que “siga aumentando el número de autonomías que se incorporan a este programa porque es beneficioso tanto para el paciente, que no necesita acudir al médico para que le imprima la receta de un medicamento prescrito cuando viaja fuera de su región, así como para el farmacéutico que puede acceder electrónicamente a toda la información necesaria para el paciente sobre esa medicación, con independencia de la comunidad dónde haya sido recetada”.
 
Además de esa ventaja para los pacientes de Castilla-La Mancha y del resto de las regiones implicadas que les facilita moverse por todo el territorio con la seguridad de disponer de su medicación prescrita en cualquier farmacia con sólo aportar su tarjeta sanitaria, “el programa también contribuye a reducir la carga burocrática de los profesionales de Atención Primaria, al no tener que dedicar parte de su tiempo de consulta a la prescripción de recetas, con lo que pueden optimizar su agenda y garantizar una atención más completa a los usuarios”, según añadía María del Prado Carretero.
 
Para poder llevar a cabo esta dispensación de recetas electrónicas procedentes de distintas comunidades autónomas, el SESCAM así como el resto de Servicios Regionales de Salud implicados han llevado a cabo el desarrollo de los módulos de conexión y adaptación de sus sistemas de receta electrónica.
 
De esta forma, las oficinas de farmacia disponen de un lector de bandas magnéticas capaz de extraer el Código de Identificación del Paciente de la banda, independientemente de cuál sea la comunidad autónoma emisora de la tarjeta sanitaria individual del paciente.
 
Una vez identificado correctamente el paciente, el lector proporciona a través del nodo central del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad el listado de medicamentos dispensables, pudiendo facilitar la medicación prescrita que necesita el paciente del mismo modo que si estuviese en su comunidad de origen. 

La entrada Las farmacias de la provincia de Toledo han dispensado 5.140 recetas electrónicas a ciudadanos de otras comunidades autónomas se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.