Desde hace 23 años, la Asociación de Amigos del Ferrocarril celebra este tradicional encuentro gastronómico que ha llegado a congregar a 1.500 personas para la elaboración de las tradicionales gachas manchegas. Lo que empezó como una apuesta entre amigos, se ha convertido ya en un evento turístico más de Alcázar de San Juan, motivo por el que en 2019 se abrió la participación a toda la población de la ciudad.

Cientos de ferroviarios de todos los rincones de la geografía española se congregaron el pasado sábado, 16 de noviembre, en Alcázar de San Juan, en la explanada de Renfe junto al museo del ferrocarril. El motivo, la celebración de la XXIII edición del Encuentro de Amigos del Ferrocarril, conocido como las gachas ferroviarias. Junto a ellos, vecinas y vecinos de la ciudad que no quisieron desaprovechar la ocasión para elaborar y disfrutar de unas gachas manchegas.

Lo que nació como “un pique entre amigos” para ver quién elaboraba las mejores gachas, se ha convertido ya en un atractivo turístico más de Alcázar. “Vienen ferroviarios de toda España, incluso este año hemos tenido un visitante de Londres”, apuntaba Marcos Crespo, presidente de la Asociación de Amigos del Ferrocarril; recordando también que en el conocido como “tren de las gachas” viajaron este año desde Madrid, para conocer la ciudad, más de 300 personas.

La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, que se acercó como cada año por la explanada, destacó la repercusión de este evento gastronómico, recogido en el calendario turístico de la ciudad. “Se ha decidido abrir a todo el público porque es un evento de Alcázar. Además, ¿quién no tiene alguna relación con el ferrocarril en la ciudad? ¿Quién no tiene 8 apellidos ferroviarios?”. La primera edil invitó a la población alcazareña a participar cada año en este evento “para que siga teniendo el éxito que tiene y celebre las bodas de plata y las de oro. Para que no decaiga y, como sucede en la feria, las gachas ferroviarias sean un evento multitudinario”.