Albacete, 7 de julio de 2017.- La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez y al delegado del Gobierno regional en Albacete, Pedro Antonio Ruiz, se han reunido con el alcalde de Lezuza, Alfonso Avendaño, y la alcaldesa de El Ballestero, Verónica Gómez, que les han informado de los resultados de los planes de formación para futuros empleados de sus residencias de mayores, un total de 20 en cada localidad albaceteña. 
 
Los ayuntamientos de estos municipios han recibido una subvención de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo para llevar a cabo la formación de los distintos perfiles profesionales propios de una residencia de atención a personas mayores con centro de día, que ha concluido con un periodo de prácticas que están llevando a cabo los alumnos en residencias públicas de Albacete capital.
 
Los primeros ediles han confirmado que los profesionales que se están formando proceden de sus municipios y de otros próximos de la Sierra, con lo que “se pone en evidencia el importante papel que juegan las residencias de mayores en la economía de las zonas rurales, donde contribuyen a fijar población, con la contratación generalmente de mujeres”, ha destacado la consejera.
 
Aurelia Sánchez ha analizado con ambos responsables municipales las distintas posibilidades que les brinda el Gobierno de Castilla-La Mancha para contribuir al mantenimiento de sus centros residenciales, por medio de la convocatoria de subvenciones a ayuntamientos para la atención de gastos generales y a través de las prestaciones vinculadas a servicio del Sistema de Atención a la Dependencia para sus residentes.
 
Tanto la residencia de mayores ‘El Portachuelo’, de Lezuza, como la residencia ‘El Ballestero’ de la localidad de El Ballestero tienen una capacidad de 16 plazas residenciales cada una y cuentan con la correspondiente autorización de apertura desde el pasado 16 de mayo, mediante resolución firme de la Sección de Inspección de la Dirección Provincial de Bienestar Social de Albacete.
 
Impulsadas por la Fundación ‘Manuel Hidalgo’
 
Ambas residencias han sido impulsadas por la Fundación ‘Manuel Hidalgo’, de la que son patronos los ayuntamientos de Lezuza y de El Ballestero, junto con la Diputación de Albacete. Manuel Hidalgo Garví era vecino de El Ballestero y poseía tierras en Lezuza, falleció en enero de 1994, en una residencia de ancianos de la provincia de Toledo. Legó su patrimonio para fines benéficos, entre ellos la construcción de centros residenciales en los pueblos a los que pertenecía. La fundación que lleva su nombre se constituyó en 2005 para este fin.

La entrada Los alcaldes de Lezuza y El Ballestero informan al Gobierno regional de los resultados del plan de formación para trabajadores de sus residencias se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.