Rosa Melchor optimista con la evolución positiva mostrada durante el pasado 2017, donde destacó el descenso del paro, el aumento de las inversiones públicas y privadas, el aumento en la creación de empresa y la reducción de la deuda municipal.

El año 2018 se inicia con una “reflexión positiva” por parte de la alcaldesa alcazareña, tras valorar diferentes datos estadísticos y objetivos que indican que Alcázar de San Juan avanza en cuanto a creación de empleo y recuperación económica. “Las acciones del Gobierno municipal y la iniciativa privada han hecho que en 2017 el corazón de La Mancha vuelva a latir”, aseguró Melchor subrayando que los empresarios “vuelven a creer en Alcázar”.

Un trabajo por las políticas de empleo activo que ha dado sus frutos “sin dejar de trabajar por las personas”. La primera edil recordó que Alcázar destaca por su excelencia en la inversión social, 100 euros por habitante y año que suponen el 11% del Presupuesto Municipal y que convierten a la ciudad en uno de los 25 municipios de España con mayor calidad en la oferta de Servicios Sociales.

En cuanto a los indicadores económicos, tan sólo en 2017 se crearon en Alcázar 35 nuevas empresas -150 en lo que va de mandato- consolidando un tejido industrial y comercial de más de 2.000 negocios (2.129). Empresas que se han mantenido estables y han generado empleo, reduciendo considerablemente los índices de paro en la localidad que durante la pasada legislatura rozaron las 4.000 personas. En la actualidad las cifras de desempleo se sitúan en las 2016 personas, 425 parados menos que en 2016 y un descenso de casi un 14% (13,82%), por encima de la media provincial (9,17%).

A estas cifras se suma la reducción de la deuda per cápita en un 43%, pasando de los 575 euros por habitante al año de 2012 a la cantidad de 327 euros en 2016. “A pesar de las dificultades económicas que nos encontramos en el Ayuntamiento, hemos conseguido, mediante un Plan de Saneamiento, reducir el gasto y la deuda pública”, apuntó la alcaldesa.

Por último, la primera edil hizo mención a la obra privada y pública, sector más perjudicado por la crisis económica de los últimos años y uno de los indicadores de mejora más significativos. En este sentido, explicó que durante 2017 se concedieron licencias de obra sobre un montante general de 18 millones de euros, triplicando las concedidas en 2012 que supusieron tan sólo 6 millones de euros. “Obras de reforma o nueva vivienda y en locales comerciales que indican que se vuelve a invertir en Alcázar y que nos eligen como ciudad para vivir”. En cuanto a obra pública, la media en lo que va de mandato es de 500.000 euros por año sólo de recursos municipales, a los que se suman los fondos procedentes de Junta de Comunidades y Diputación Provincial -que también se han recuperado- y que han permitido acometer proyectos como los planes de asfaltado y accesibilidad, restauración del ferial, finalización de los accesos para la apertura del pabellón Vicente Paniagua, adecentamiento de calles como la Avenida de Cervera o Independencia, mejora del firme en carreteras como la de Manzanares o la de Quero e inversiones en infraestructuras educativas como el nuevo tejado del colegio Picasso o el comedor escolar del C.P. Santa Clara, entre otras.

“Alcázar de San Juan ha salido del coma en el que estuvo los últimos años y ha vuelto a latir. Hemos recuperado la esperanza y 2018 se inicia con muy buenas expectativas y proyectos que afianzarán y mejorarán estos datos. La ciudad vuelve a estar viva y volvemos a ser el referente que siempre fuimos a nivel provincial, regional y nacional. Un referente hoy también en el sector económico”.