El presidente de la Federación Nacional de Fútbol, Juan Luis Larrea, acompañado por su homólogo en Castilla La Mancha, Antonio Escudero, ha visitado Alcázar de San Juan para ultimar los detalles de la construcción de la residencia para deportistas y conocer los terrenos en los que se ubicará, junto al pabellón Vicente Paniagua. Un edificio que dará cabida a un total de 80 personas y que ampliará los recursos deportivos de la ciudad. Faltan los últimos trámites administrativos para iniciar las obras que estarán terminadas en 2018.

Los planos para la construcción de la residencia deportiva ya están finalizados y sólo resta solucionar algunos trámites administrativos, entre ellos llevar la cesión definitiva de los terrenos al Pleno, para que puedan comenzar unas obras que tan sólo durarán unos meses, por lo que para el próximo año 2018 este nuevo recurso deportivo será una realidad.

La residencia es un proyecto conjunto entre el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan y la Federación Nacional de Fútbol. Un proyecto que, como explicó la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, “es casi una reivindicación histórica de los deportistas”. En un momento en el que la ciudad es referencia deportiva en la región, la construcción de este nuevo recurso deportivo supondrá una proyección nacional, como así destacó la primera edil. “Esperamos que la construcción de esta residencia sólo sea la primera piedra para seguir colaborando con la federación en otros ámbitos. Con este nuevo recurso mejoraremos nuestras instalaciones y nuestro potencial deportivo”.

Por su parte, Larrea, aseguró que llevan meses trabajando en el proyecto y que no se ha dejado nada a la improvisación. “Hemos venido a ultimar detalles y a pisar viruta, para ver el sitio en el que pronto la residencia será una realidad”.

Alcaldesa y concejal de Deportes acompañaron a los representantes de la federación a visitar los terrenos donde se iniciará en unos meses la construcción de la residencia deportiva.