El nuevo mamógrafo digital con tomosíntesis del Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan, ha permitido realizar una prueba mamográfica a más de 650 pacientes desde su instalación y puesta en marcha el pasado 25 de abril.

Así lo ha dado a conocer el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante la visita que ha realizado al centro sanitario y en la que ha estado acompañado por la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo y por la alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor.

La incorporación de esta herramienta diagnóstica al Servicio de Radiología del Hospital Mancha Centro supone un avance para la detección de la patología mamaria, con una mejora ostensible en la calidad y seguridad de la asistencia sanitaria que se ofrece a los pacientes del Área Integrada de Alcázar de San Juan.

Así, la relevancia de la incorporación de la tomosíntesis a la prueba de la momografía radica en el incremento de la sensibilidad de los estudios para detectar lesiones mamarias, en particular en mamas densas, suponiendo una mejora sustancial en la tecnología para la detección precoz del cáncer de mama.

Con este nuevo equipamiento, se refuerza aún más el protocolo de acto único, que se activa cada vez que una paciente se somete a una mamografía, de manera que la imagen es estudiada por los profesionales de Radiología de forma inmediata, lo que permite descartar la existencia de patología o, en su defecto, aconsejar la realización de nuevas pruebas que confirmen el diagnóstico.

Así, en el caso que la mamografía revele la posible existencia de una patología, la paciente entra en un circuito en el que se realizan, el mismo día y de forma inmediata, nuevas pruebas radiológicas que permiten profundizar en el diagnóstico, como una ecografía o una biopsia.

Gracias a este protocolo, se agiliza el diagnóstico, mejorando la calidad de la asistencia que se presta a las pacientes, evitando desplazamientos innecesarios al centro y, por consiguiente, se reduce la posible ansiedad asociada a la incertidumbre del diagnóstico de una patología de gran sensibilidad, como es la que afecta a la mama.

La incorporación de este nuevo mamógrafo digital con tomosíntesis, junto con otros seis para otros hospitales del SESCAM, se incluye dentro del convenio que el Ejecutivo regional suscribió con la Fundación Amancio Ortega y forma parte del Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria promovido por el Gobierno de Castilla-La Mancha para combatir la obsolescencia del equipamiento tecnológico de la sanidad pública regional.

Gracias a este Plan, y durante la legislatura de Emiliano García-Page en el Hospital Mancha Centro se ha procedido a la renovación de la Resonancia Magnética, llevada a cabo en los últimos meses de 2016. Asimismo a inicios de este año se  incorporó un TAC de 16 cortes de última generación que ha permitido incrementar en más de un cien por cien el número de estudios diagnósticos en relación con los que se venían haciendo con el obsoleto equipo.

A ello hay que sumar también dos equipos de radiología, uno de ellos portátil, y dos equipos de ecografía, así como próximas inversiones como una sala de radiología digital para el Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento de Quintanar de la Orden.

Sala de Inyecciones Intraoculares

Asimismo, Fernández Sanz también ha visitado la sala de inyecciones intraoculares, en funcionamiento en este centro hospitalario desde el pasado mes de mayo. Desde entonces se han atendido a 600 pacientes, cumpliendo con la previsión de superar los 150 pacientes al mes. La nueva sala es un espacio que estaba sin utilizar y que ha sido especialmente acondicionado con todo el material y personal necesario para administrar este tipo de fármacos por vía ocular.

Antes de habilitar esta sala, los pacientes de la Gerencia de Alcázar de San Juan que requerían este tipo de tratamientos tenían que desplazarse, en muchos casos junto a sus familiares, al Hospital de Tomelloso. En la sala de inyecciones intraoculares se atiende, principalmente, a pacientes con patología macular, la zona más noble de la retina y la responsable de la visión central directa.  La mayoría de las enfermedades de la vista que se tratan en la sala de inyecciones intraoculares son crónicas. De media, cada uno de estos pacientes recibe entre seis y ocho inyecciones al año.

Este es el caso de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMA), una enfermedad que se calcula padecen más de un millón de personas en España y que constituye la primera causa de pérdida de visión en personas que han superado los 50 años.

No obstante, aunque la Degeneración Macular Asociada a la Edad es la patología más atendida, los oftalmólogos del Hospital Mancha Centro utilizan las inyecciones intraoculares para tratar otras enfermedades de la mácula como son la membrana neovascular miópica, trombosis venosas y el edema macular asociado a la retinopatía diabética, también con mucha prevalencia en toda España.

Incendio Hospital de Alarcos

Sobre el incendio acecido en la tarde noche de ayer en el antiguo Hospital de Alarcos, el consejero de Sanidad ha explicado que “estamos luchando por derribarle, para construir allí un nuevo Centro de Salud y un Centro Social, que es lo que verdaderamente se necesita. Lo de ayer fue un altercado más. El edificio está vigilado y tapiado, pero a pesar de eso no podemos evitar sucesos como el  de ayer que se saldó sin ningún daño personal”.

Fernández Sanz ha indicado que “se tuvo que desalojar el punto de Urgencias, pero rápidamente todo volvió a la normalidad y ha funcionado durante la noche sin problemas”.

La entrada Más de 650 pacientes se han beneficiado del nuevo mamógrafo digital con tomosíntesis del Hospital Mancha Centro se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.