Martínez Guijarro sitúa al área dotacional de ‘El Terminillo’ de Cuenca como “un referente” en la prestación de servicios públicos

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha destacado ha destacado hoy durante su visita a las obras del nuevo hospital de Cuenca que el área dotacional de ‘El Terminillo’, en la capital conquense, se convertirá en los próximos años en “un referente” en la prestación de servicios a la población.

Una zona en la que, además del nuevo hospital de Cuenca, se ubicará un nuevo centro de atención a personas con discapacidad gravemente afectados -para lo que la Diputación ultima la cesión de suelo a la Junta- y cuyas obras se iniciarán el próximo año; así como un nuevo complejo deportivo promovido por una empresa privada en una parcela aledaña al nuevo complejo hospitalario.

En este contexto, Martínez Guijarro ha avanzado que precisamente el pasado viernes el consejero de Fomento, Nacho Hernando, firmaba el plan de infraestructuras para la conexión de esta zona con la ciudad desde la Ronda Oeste, una vez recibido el visto bueno del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha.

“Ahora estamos con la Confederación Hidrográfica del Júcar ultimando los detalles del proyecto para que, antes de que termine este año, podamos adjudicar las obras de este tramo y que estén terminadas en 2022”, ha añadido el vicepresidente autonómico.

Martínez Guijarro ha visitado las obras del nuevo hospital de Cuenca coincidiendo con lo que ha calificado como “uno de los hitos” del proyecto, en referencia al retranqueo de la línea de alta tensión que dificultaba la construcción de dos de los doce bloques que constituyen la nueva infraestructura sanitaria. Unos bloques cuyas plantas estarán destinadas a la docencia y administración, pero donde el sótano albergará “uno de los grandes tesoros del hospital” como es el área de medicina nuclear y un importante equipamiento tecnológico.

Respecto al ritmo de las obras, donde actualmente trabajan más de 200 personas, ha insistido en que el objetivo del Gobierno regional es poder iniciar el proceso de traslado en 2023.

Más camas, más servicios y más tecnología

El nuevo hospital será más grande y contará con más servicios para dotar a la ciudadanía de Cuenca de la mejor asistencia sanitaria posible.

En este sentido, el vicepresidente ha señalado algunas de las diferencias que tendrá el futuro hospital con el actual, el Virgen de la Luz, como el aumento de consultas de área ambulatoria hasta las 123, frente a las 95 actuales.  Asimismo, también aumenta el número de puestos para la atención de Nefrología de los 14 actuales a 20 y crece el Hospital de Día Médico Polivalente que contará con 14 boxes de los dos actuales.

Las camas hospitalarias casi se duplican: se pasa de las 363 camas hospitalarias actuales (en habitaciones dobles) el nuevo hospital contará con 502 camas y en su mayoría, el 75 por ciento, en habitaciones individuales.

Y, finalmente, las urgencias también se amplían. Para atención inmediata se llegará a los 22 boxes frente a los 10 actuales; las urgencias de pediatría, que no existen en el actual edificio, estarán presentes en el nuevo hospital con ocho boxes; y para observación se amplía en cinco el número de boxes.

Martínez Guijarro ha estado acompañado por la delegada de la Junta en Cuenca, María Ángeles Martínez; el presidente de la Diputación provincial, Álvaro Martínez Chana; el alcalde de la ciudad, Darío Dolz; además del director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, José Antonio Ballesteros; y el director gerente de la Gerencia de Atención Integrada de Cuenca, Juan Luis Bardají, entre otros.

La entrada Martínez Guijarro sitúa al área dotacional de ‘El Terminillo’ de Cuenca como “un referente” en la prestación de servicios públicos se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.

Advertisement
Ir arriba