Tarjetas SIM para móvil

Los teléfonos móviles del mundo necesitan de las tarjetas SIM para funcionar. Aunque Apple ya empezó su intento por implantar la SIM integrada y así eliminar este trozo de plástico que realmente no es neceario.

Las tarjetas SIM se dividen en tarjetas Mini SIM y luego las más modernas y pequeñas, tarjeta Micro SIM y tarjeta Nano SIM. Según el tipo de teléfono móvil necesitaremos una u otra, los teléfonos modernos de Apple o Samsung suelen necesitar una Nano SIM.

Modelos de Tarjetas SIM

La tarjeta SIM, cuyo acrónimo en inglés es subscriber identity module o en español módulo de identificación de abonado, es una tarjeta inteligente con un chip utilizada por teléfonos móviles y módems HSPA o LTE que permiten que el dispositivo utilize un lector SIM para funcionar. Las SIM almacenan de forma segura, o eso pensamos, la clave de servicio del suscriptor usada para identificarse ante la red, de forma que sea posible cambiar la suscripción del cliente de un terminal a otro simplemente cambiando la tarjeta.

La SIM es de uso obligatorio en las redes GSM. Su equivalente en las redes UMTS se denomina USIM o UICC (acrónimo de Universal Integrated Circuit Card, Tarjeta Universal de Circuito Integrado), siendo más popular el RUIM (Removable User Identify Module, ‘Módulo de Identidad de Usuario Desmontable’) en los teléfonos CDMA.

Los tipos de tarjetas SIM existentes en el mercado móvil, de la mano de Wikipedia, son:

Las medidas de las tarjetas SIM estándar son 85,60×53,98×0,76 mm, la Mini SIM son 25x15x0,76 mm, las Micro SIM son 15x12x0,76 mm y la Nano SIM son 12,30×8,80×0,67 mm. Y por supuesto la SIM embebida en el dispositivo apenas ocupa 6x5x<1 mm.

Cómo convertir y cortar una tarjeta SIM en una Mini SIM o Micro SIM

La mejor opción es acudir a tu proveedor móvil y comprar una tarjeta SIM adecuada para tu móvil. Tendrá coste pero te evitará romper tu tarjeta SIM actual. Puedes llamar al servicio de atención al cliente de Movistar, al soporte telefónico de Más móvil o al teléfono gratuito de ayuda de Jazztel, o de tu operador para más información.

Pero si no quieres pagar también puedes recortar tu mismo la tarjeta SIM con una plantilla y adaptarla al tamaño deseado. Es importante que apliques bien las medidas que te contamos antes y que lo harás bajo tu responsabilidad. Si después de recortar la SIM no funciona, siempre podrás ir a pedir, y pagar, un duplicado SIM.

Si crees que no eres un manitas para hacerlo sin plantilla, te compartimos una plantilla en PDF para recortar tu miniSIM:

Plantilla PDF para cortar una tarjeta SIM

También existe otras plantillas PDF que puedes utilizar para cortar tu tarjeta SIM y que estás disponibles online:

Cómo recortar la tarjeta SIM

Tienes que colocar tu tarjeta Mini-SIM en la medida de la Micro-SIM y ayúdate con una regla o similar. Haz las marcas por donde tendrás que recortar la tarjeta. Utilizar una tijera firme para cortarla y en principio si te llevas un borde del chip no debería pasar nada. Si te pasas cortando es posible que la nueva Micro SIM no funcione. Si queda un poco más grande no pasa nada, porque después podrás lijarla para ajustar el tamaño y pulir los bordes de la tarjeta.

Si eres hábil y curioso seguro que podrás recortar tu SIM sin problemas. Y si te cargar la tarjeta SIM podrás comprar una nueva en tu compañía de teléfonos móviles.

Paso a paso: recortar tu tarjeta SIM

  • Coloca tu tarjeta mini SIM encajando en la silueta de la plantilla. Si la plantilla no te gusta en Internet hay muchas plantillas gratis.
  • Utiliza un trozo de celo o pegamento suave para evitar que se mueva de la silueta.
  • Con un rotulador o bolígrafo marca con mucho cuidado por donde tendrás que cortar.
  • Ahora con tu tarjeta SIM ya recortada, comprueba que encaja en tu móvil sin problemas.

Y si aun te quedan dudas puedes ver este vídeo que te muestra paso a paso como recortar una tarjeta SIM para tu móvil nuevo con la plantilla de recorte de SIM:

Un artículo cortesía de teléfonos.es.