Si tienes un comercio electrónico y quieres mejorar el enfoque que realizas a tus estrategias de marketing online, deberías pensar en valorar la tasa de conversión. ¿No sabes lo que es? No te preocupes, a continuación te lo explicamos.

¿Qué es la tasa de conversión?

La tasa de conversión en un e-commerce es la relación que existe entre el número de transacciones y el número total de visitantes únicos a nuestra tienda online durante un periodo de tiempo determinado.

Se trata de un indicador clave en el rendimiento y eficacia de comercialización de un sitio web.

¿Cómo se mide?

El cálculo de la tasa de conversión en un sitio e-commerce es muy sencillo de realizar. Tan solo hay que dividir el número de transacciones entre el número de visitantes únicos.

Por ejemplo: si el mes de enero visitaron nuestra tienda online un total de 1000 visitantes únicos y solo 10 compraron un producto, nuestra tasa de conversión será de 10/1000, es decir, será del 1%, lo que quiere decir que de cada 100 visitantes solo 1 compra.

En un contexto más amplio, Google Ads utiliza esta definición de tasa de conversión:

“Promedio de conversiones resultantes de cada clic en un anuncio, indicado como porcentaje.

La tasa de conversión es igual al número de conversiones dividido entre el número total de clics que resultan de una conversión durante un periodo de tiempo determinado. Por ejemplo, si tienes 50 conversiones resultantes de cada 1000 clics, tu tasa de conversión es del 5% (50/1000 = 5%).

Si se realiza un seguimiento de múltiples conversiones o es elegible contabilizar todas las conversiones, la tasa de conversión puede ser superior al 100% porque se pueden contabilizar múltiples conversiones por cada clic”.

¿Por qué es tan importante la tasa de conversión?

Hay varias razones por las que deberías prestarle atención a la tasa de conversión de tu comercio electrónico. Al igual que otros indicadores más transparentes (volumen de tráfico, fuente de tráfico, visitantes únicos, etc…), la tasa de conversión juega un papel importante a la hora de determinar el rendimiento de tu sitio. No obstante, también hay una serie de elementos más complejos que hay que considerar, como la forma en que la tasa de conversión encaja con la estrategia general de comercialización empleada.

Las tasas de conversión son importantes en tres áreas:

  • Ingresos: aumentar las tasas de conversión es una forma muy interesante y rentable de aumentar los ingresos. En lugar de gastar todo el presupuesto en marketing de publicidad (lo que a menudo puede llegar incluso a reducir la calidad del tráfico obtenido), es mejor centrarse en las conversiones para aumentar las ventas.
  • El valor: la mejora de la tasa de conversión solo es posible aumentando el valor de los productos, ya sea de una manera u otra. La tasa de conversión es un indicador fundamental de la salud de tu negocio y del servicio que ofrece.
  • Mercadeo: cualquier buen mercadólogo te diría que los clientes del pasado son los mejores objetivos para ventas futuras. Encontrar una manera de convertir a unos pocos visitantes inseguros en clientes y luego usar un re-mercadeo sobre ellos, será más efectivo que gastar mucho dinero en el mercadeo de personas que aún no te conocen.

Como se puede observar, el indicador de la tasa de conversión es más importante de lo que puede parecer a simple vista. Hacer una estrategia de marketing enfocada a aumentar la tasa de conversión es emplear una estrategia que a largo plazo va a beneficiar mucho tanto a las ventas como a la imagen de nuestra marca.

Esta entrada Qué es la tasa de conversión en un comercio electrónico se publicó primero en Redes Sociales.

Más en la Revista de Redes Sociales.