El Ayuntamiento ha comenzado las obras en la rotonda que sirve de entrada a la ciudad -a la altura de la salida 89 de la Autovía de los Viñedos- para que en unas semanas pueda verse el nombre de Alcázar de San Juan.

A similitud de otras ciudades, Alcázar contará con una señalización con su nombre, a la entrada de la localidad, dando la bienvenida a los visitantes que llegan por carretera. Las letras que conforman el nombre de la ciudad podrán verse en unas semanas -en ambos sentidos- en la rotonda próxima a la salida 89 de la Autovía de los Viñedos.

En torno a la rotonda que se encuentra ubicada a la entrada de la población, una de las de mayor diámetro de Alcázar, se levantará un murete rojo alrededor del cual aparecerá en blanco, dos veces, el nombre de Alcázar de San Juan y el escudo, para que pueda ser leído tanto por los vehículos que entran a la ciudad desde Herencia o la Avenida de los Viñedos, como por los que se incorporan a la rotonda provenientes desde Campo de Criptana.

La colocación de las letras forma parte de una primera actuación por mejorar la imagen turística de la ciudad y supondrá una inversión de 42.000 euros. En una segunda fase, el interior de la rotonda se transformará en una pequeña zona verde donde se plantarán árboles y arbustos propios de la zona.