La decoración de salones en color beige, siempre será un acierto, sea el que sea el estilo que guste en el hogar. El beige es un color muy popular en la decoración porque es muy combinable y versátil. El color beige o beis como también se le conoce, es una hermosa tonalidad que nos recuerda el blanco, su nombre viene del francés y define la lana virgen aún no teñida. Tiene matices que ya lo hacen parecer blanco ligeramente oscuro o marrón claro. El beige nos recuerda las fibras más naturales del algodón y la lana cruda.

Decoración de salones en color beige modernos y elegantes

Con la decoración de salones en color beige se crean espacios muy elegantes, con un toque tradicional. Después de todo,  este color también nos recuerda entrañables momentos, por su nombre más común, café con leche. Pero no importa qué estilo se elija, siempre se puede aprovechar el beige, porque combina con muchos materiales. La madera, el metal dorado, los textiles, hacen lucir aún más este color. Así que toma nota de ideas para convertir tu salón en un coqueto paisaje en beige.

El color beige es uno de los más combinables, junto con el blanco y el negro. Además de verse estupendo y muy sofisticado usado de pared a pared, combina con otros colores. El beige se ve fantástico con el blanco y el azul. También combina con azul, marrón, gris, amarillo, rojo, naranja, rosa, blanco, negro. Y en decoraciones más audaces con el púrpura en varias tonalidades.

Por qué elegir el beige para la decoración de salones

Siendo que el beige es un color neutro es ideal para la decoración de salones en color beige. Esto se debe a que es un color de baja saturación y tiene poca proporción en sus componentes. Es un color que atrae la vista y nos mantiene enfocados sin resultar chocante. También es un color que transmite sensaciones de calma y relax. El beige es un color de sofisticación, lujo y elegancia. También aunque es un color neutro, se hace sentir cálido y hogareño.

Aunque algunos puedan pensar que la decoración de salones en color beige puede ser aburrida, no lo es. El color es tan atractivo porque tiene muchos matices y combina estupendamente con otros colores, como ya hemos dicho. Si se decora un salón en donde predomine el beige, se pueden elegir muebles en tonalidades más intensas. También en los detalles decorativos, cojines, cortinas se puede aprovechar este color. Entre más claro es el beige, mejor refleja la luz natural, iluminando la estancia y haciéndola ver más grande.

Estilos decorativos para decoración de salones en color beige

El beige es un color hermoso que se adapta a muchos estilos decorativos. Se puede elegir una decoración mediterránea que se basa en colores  de la tierra, y aprovechar el beige. En la decoración estilo nórdico predominan los  colores como el beige. La sofisticación del beige viene bien para decorar ambientes elegantes y contemporáneos.

Estos estilos decorativos demandan recurrir a detalles en materiales naturales. Por eso el beige se ve espléndido con la madera. Es un color que es ideal con salones con muebles de madera, techos de vigas, marcos de ventanas de madera. También se ve precioso en otros estilos como el industrial. Otros materiales con los que se combina perfectamente son el metal y la piedra. Bonitos salones con detalles de ladrillo o piedra combinan con paredes en beige.

Mucho beige y mucha luz en un salón acogedor

En estas imágenes podrás tomar toda la inspiración para conformar un ambiente perfecto. Por supuesto, recurriendo al beige en paredes y mobiliario. También podrás observar cómo se ve el beige cuando a todo un ambiente en este color, agregas un toque de marrón. El beige y el marrón son dos colores que se fusionan a la perfección. Ya sea un salón pequeño que uno grande, todos se ven perfectos en beige.

La luz es una de las cosas más importantes a tener en cuenta al decorar con beige. Este color para algunos puede parecer triste y si no aprovechas la luz artificial intensa se verá oscuro. Así que toma nota de elegir lámparas que iluminen mucho y colocar en zonas estratégicas del salón. Evitar al máximo dejar espacios que se tornen oscuros. Durante el día, la luz natural se refleja bien en todas las tonalidades de beige. Si el beige es un color que gusta en casa, es hora de aprovechar al máximo sus cualidades para conformar un espacio muy personal pero también muy elegante.

El beige es muy utilizado en la decoración desde hace mucho tiempo. Al usar este como cualquier otro color en la decoración no debe olvidarse, la regla de aplicación de color. Esto quiere decir que siempre para que los colores funcionen deben distribuirse bien. 60% de color base, 30% de complemento y el 10% de acento.  Y el beige es uno de los colores ideales para usar como base, a partir de allí, la decoración será un éxito.