satisfacción de pacientes por recuperación y atención recibida

La Unidad de Ictus del Hospital de Ciudad Real atiende a 361 pacientes en su primer año de funcionamiento

En Ciudad Real, la Unidad de Ictus del Hospital General Universitario ha logrado atender a 361 pacientes en su primer año de funcionamiento, logrando minimizar las secuelas de su accidente cerebrovascular y evitando que la mayoría de ellos sufran una discapacidad grave.

Según el estudio “Diagnósticos de novo en pacientes monitorizados en la Unidad de Ictus”, el personal de enfermería a cargo del servicio ha constatado que las analíticas y pruebas exhaustivas a las que se someten los pacientes ingresados con sintomatología de ictus, tanto isquémico como hemorrágico, ayudan a mitigar su alcance y facilitan el diagnóstico de patologías secundarias que podrían haber contribuido a la aparición del ictus, como la hipertensión o la fibrilación auricular.

La Unidad de Ictus cuenta con cuatro camas y está atendida por personal especializado en el tratamiento agudo y la rápida rehabilitación funcional y social de los pacientes. Neurólogos, enfermeros y técnicos en cuidados de enfermería se coordinan para proporcionar una vigilancia ininterrumpida a los pacientes ingresados.

La enfermera Laura Barrios destaca la importancia de la monitorización continua de los pacientes, así como la atención inmediata y preventiva ante cualquier incidencia que pueda surgir.

Los pacientes permanecen ingresados en la Unidad de Ictus entre 24 y 72 horas, con un índice de ocupación del 68% en el último año. El estudio realizado por los profesionales de la unidad revela que el ictus afecta por igual a hombres y mujeres, con un tercio de los ingresados menores de 65 años y un 40% procedentes del medio rural.

Además, tanto pacientes como familiares han expresado gran satisfacción con el trato recibido, calificando la atención como muy buena o excelente en la gran mayoría de los casos.

Ante el éxito obtenido, la unidad se ha inscrito en el RES-Q, una plataforma internacional que evalúa la calidad asistencial de estos servicios, obteniendo la máxima puntuación en seis de las siete categorías evaluadas.

El ictus es una enfermedad que afecta a 120,000 personas cada año en España y a 5,200 en Castilla-La Mancha, siendo la primera causa de muerte específica en las mujeres y la segunda en los hombres, así como la principal causa de discapacidad adquirida en adultos.

Se destaca la importancia de prevenir el ictus controlando factores de riesgo como la hipertensión, diabetes, colesterol elevado, arritmias cardiacas, inactividad física, tabaquismo, drogas o exceso en el consumo de alcohol.

En resumen, la Unidad de Ictus del Hospital de Ciudad Real ha demostrado un excelente desempeño en su primer año de funcionamiento, ofreciendo una atención especializada que ha permitido mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados por esta enfermedad tan grave.

– patrocinadores –

Publicidad para empresas de Alcázar de San Juan. Escríbenos y te contamos que necesitamos para poner tu publicidad en este diario online líder de la región. Escríbenos al email [email protected].

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio