Ciudad Real, 23 de junio de 2017.- Las Gerencias de Atención Integrada de Tomelloso y Alcázar de San Juan, dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, configuran una de las zonas de implementación de la Estrategia Regional de Cuidados Paliativos. A lo largo del primer trimestre del año se ha puesto en marcha un equipo mixto que pretende cubrir las necesidades del área apostando por la atención integral desde el domicilio como punto principal de cuidados del enfermo en el proceso final de su vida.

Para definir los pasos a seguir en la mejora de la atención del paciente paliativo se han reunido los equipos de expertos con las direcciones de las áreas de salud de Tomelloso y Mancha Centro con el fin de coordinar acciones que sirvan para impulsar la autonomía del paciente y sus familiares, así como “fijar los recursos necesarios para responder a una población asistencial amplia y muy dispersa geográficamente”, ha subrayado el gerente del Área de Tomelloso, Antonio Sanz Villaverde.

En el encuentro han participado los responsables médicos y de Enfermería de los servicios de Medicina Interna, Hematología, Oncología y Atención Primaria, cuyos pacientes pueden llegar a ser subsidiarios de recibir Cuidados Paliativos. Para ello la coordinación con los equipos de atención continuada, residencias de mayores y centros de salud es fundamental.

Así lo ha subrayado la especialista en Cuidados Paliativos en la zona Alcázar-Tomelloso, Mercedes Molina, quien ha destacado la importancia de “dar a conocer entre los profesionales de los distintos servicios la existencia de un equipo mixto que aboga por mejorar la coordinación entre los distintos niveles de atención sanitaria para mejorar la calidad del cuidado de pacientes y familiares en sus últimos momentos, garantizando la dignidad y voluntad del enfermo”.

La estrategia de Cuidados Paliativos de Castilla-La Mancha pretende acercar una atención más especializada al domicilio para dar apoyo a la unidad paciente-familia y a los profesionales de Atención Primaria que mantienen el cuidado integral a sus pacientes en esta etapa de la vida tan crucial y singular por la complejidad de los síntomas en sus dimensiones física, emocional, psicológica y social.

De esta forma, ha explicado Mercedes Molina, se intenta garantizar “unos cuidados centrados en una asistencia sociosanitaria que mantenga la calidad de vida y el proceso de morir dignamente, destacando la importancia del apoyo a los cuidadores principales que se comportan como héroes en esta batalla”.

El domicilio como centro de cuidados

Según Molina, uno de los planteamientos de la Estrategia de Cuidados Paliativos es “avanzar hacia un modelo diseñado con diferentes puertas de entrada que convergen en la atención al enfermo paliativo con cuidados específicos desde el domicilio”.

Se define, por tanto, como un modelo trasversal orientado al domicilio respetando la intimidad, autonomía y deseos del paciente. No obstante, matiza Molina, en ocasiones, el domicilio no es el lugar preferente para los dispositivos de Cuidados Paliativos, ya que “deben existir unas condiciones básicas para que el enfermo esté acompañado, o en ocasiones es el propio paciente quien requiere asistencia hospitalaria”.

Desde esta orientación al domicilio se otorga un papel fundamental a la Atención Primaria que es una de las puertas de entrada al sistema de Cuidados Paliativos, otorgándole a los profesionales de los centros de salud una responsabilidad directa en la cooperación con el resto de dispositivos, niveles y sistemas de atención, tanto sanitarios como sociales.

La entrada Tomelloso y Alcázar avanzan en una estrategia común en cuidados paliativos apostando por la atención integral desde el domicilio se publicó primero en Diario de la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.