La Feria de Alcázar de San Juan no para. Durante el jueves, 5 de septiembre, vecinas y vecinos volvieron a salir a la calle para participar y disfrutar de la frenética actividad de los días festivos. La ensalá de limón, un plato típico de la ciudad, congregó a 33 cuadrillas en la Plaza de España. La asociación de Coros y Danzas, como anfitriona, se encargó de amenizar la jornada con cantos y bailes populares, a los que se sumaron los asistentes, entre ellos la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor y el concejal de Festejos, Juan Benjamin Gallego. Los más pequeños disfrutaron de teatro musical en el Parque Alces y los jóvenes del concierto 40 Pop. El primer “Día sin Ruido” fue muy bien recibido por el público, especialmente por las asociaciones que atienden a niñas y niños con TEA. La iniciativa volverá a repetirse y a ampliarse en los próximos años.

La gastronomía ocupa un lugar principal en la programación festiva de Alcázar de San Juan, ya que congrega a numerosas vecinas y vecinos en torno a las demostraciones diurnas y nocturnas, además de ser una de las mejores fórmulas para la conservación de las tradiciones y el espíritu popular de la Feria y Fiestas. En la mañana del jueves, 5 de septiembre, 33 cuadrillas se congregaron en la Feria de Día para elaborar uno de los platos más típicos de Alcázar, la ensalá de limón. La fiesta gastronómica se vistió de música y danzas tradicionales gracias a los Coros y Danzas de Alcázar. La asociación anfitriona invitó a los asistentes a bailar jotas y rondeñas, consiguiendo que alcaldesa y concejal de Festejos se sumaran.

Si la ensalá de limón fue el plato protagonista durante las demostraciones diurnas, por la noche fue el turno del pisto manchego. La asociación cultural Ateneo de Alcázar hizo de anfitriona en esta ocasión.

La Feria de Alcázar tiene en cuenta a todos los públicos, por eso los más pequeños disfrutan de una variada programación todos los días festivos. El jueves, la compañía Chiquishowllevó a escena en el Parque Alces el teatro musical “Mis villanos favoritos” que congregó en este entorno natural a numerosas niñas y niños acompañados por sus familiares. La alcaldesa de la ciudad, Rosa Melchor, acompañada por la concejala de Infancia y Juventud, Alba Castellanos, se acercó a disfrutar unos momentos del espectáculo infantil.

DÍA SIN RUIDO

El jueves también se puso en marcha una nueva iniciativa para hacer la Feria más inclusiva, el primer “Día sin Ruido”, para facilitar que las niñas y niños con algún trastorno del espectro autista disfrutaran de las atracciones feriales como el resto de la infancia alcazareña. Los feriantes respetaron la iniciativa, haciendo funcionar sus atracciones sin música y sin luces o ruidos estridentes. La Policía Municipal y el propio concejal de Festejos, Juan Benjamín Gallego, estuvieron pendientes entre las ocho y las diez de la tarde de que esto se cumpliera. La iniciativa fue muy bien recibida por asociaciones y por el público en general, lo que hace que el Ayuntamiento alcazareño se planteé mejorarla en próximas ediciones, ampliando el horario y los días. “Estamos pensando que durante todos los días de Feria pueda haber un horario sin ruido, durante las primeras horas, y avanzar hacia una Feria más inclusiva. También intentar unificar la música en el recinto ferial, para reducir el ruido que provoca que cada atracción ponga la suya”, apuntó la primera edil. Desde asociaciones como Afadis o Iguales, la iniciativa ha sido muy bien recibida.

CONCIERTO JOVEN

El jueves de Feria terminó con el Concierto Joven que, como cada año, llegó de mano de Cadena SER y los 40 Principales. Los 40 Pop atrajeron hasta el recinto de la Plaza Joven a numerosos seguidores de artistas conocidos por su paso por programas televisivos como OT y otros que copan las listas de éxitos como Famous, Roi Méndez, Yasiris, Ricky Merino y Pol Granch, entre otros.

En definitiva, un día festivo más que volvió a sacar a la calle a la gente de Alcázar para disfrutar, cada cual a su manera, de la Feria y Fiestas 2019.