V edición del Campus de porteros de fútbol en Alcázar de San Juan

Los porteros, una de las figuras decisivas del fútbol, tienen campus especializado en Alcázar de San Juan, al que asisten guardametas de la comarca. Estos jugadores requieren de un entrenamiento especializado que se les proporciona a lo largo de la semana que dura la concentración. Un entrenamiento específico que consideramos necesario, decía el concejal de Deportes, Javier Ortega, que se ha visitado a los participantes durante los entrenamientos, en el campo de futbol, junto con el director del curso, José Antonio Castellanos.

El concejal ha querido agradecer la organización del campus y destacaba la importancia de los entrenamientos específicos de porteros. Ha destacado la calidad del campus, único que se organiza en la comarca y en el que se trabaja tanto la técnica como la táctica. Un entrenamiento que es difícil y que exige también mucha intervención psicológica. Recordaba que desde el ayuntamiento se está haciendo un esfuerzo por poner en marcha este tipo de actividades, que permiten que los chavales continúen practicando deporte, en su especialidad, y que a la vez a los padres puedan conciliar la vida laboral. Para él es un éxito el hecho de que todas las instalaciones deportivas estén llenas de jóvenes practicando deporte en las vacaciones escolares.

A lo largo de los días en los que se alarga el campus, los porteros van a tener formación muy precisa de cada uno de los ejercicios que se ha considerado importante trabajar. Así el director del campus, José Antonio Castellanos, explicaba que se va a profundizar cada día en cuestiones tan necesarias como posicionamiento, blocajes, cesiones, rebotes, rechaces o saques de puerta para coger fuerza en los lanzamientos. El domingo, para terminar este campus, que este año tiene un día más, se celebrará la batalle de porteros.

Es esta la quinta edición de un campus que cada año demuestra la importancia en el entrenamiento específico para esta figura del futbol, que necesita mucha fuerza física, pero también psicológica. En esta ocasión son alrededor de 19 chicos (este año no ha habido ninguna chica) los que entrenarán en este campus con edades de entre 7 a 16 años, que vienen de Alcázar y de la comarca, incluso un portero del Albacete.

Advertisement
Ir arriba