El Presidente de DCOOP-Baco, Ángel Villafranca, fue el encargado de realizar el pregón de las fiestas de Alameda de Cervera, en un año en el que los vinos de la Cooperativa San Lorenzo -especialmente el Gran Prior- no han parado de cosechar premios y reconocimientos; entre ellos, el título de mejor airén del mundo. La alcaldesa de Alcázar de San Juan y los concejales de la Corporación Municipal acompañaron al alcalde pedáneo, José Ángel Jiménez, así como a vecinos y vecinas en el inicio de unas fiestas con gran tradición en Alcázar de San Juan.

El tiempo acompaña este año para la celebración de las tradicionales fiestas de San Lorenzo que el viernes, 10 de agosto, celebran su día grande con la suelta de vaquillas. Antes, en la noche del jueves, el pregonero Ángel Villafranca fue el encargado de inaugurar las fiestas de Alameda de Cervera 2018. Un pregón en el que realizó un breve pero gráfico recorrido por la historia y las tradiciones de este lugar manchego, primero villa romana, después aldea musulmana, importante núcleo industrial durante el reinado de Carlos III y hoy centro de producción del mejor airén del mundo, el vino “Gran Prior” de la Cooperativa San Lorenzo.

El impulso que esta cooperativa está dando a Alameda de Cervera se ha dejado notar especialmente durante el presente año, en el que sus vinos han sido premiados y reconocidos nacional e internacionalmente. Este es el motivo por el que el alcalde alamedeño, José Ángel Jiménez, invitó a Villafranca -presidente del grupo DCOOP-Baco al que pertenece la Cooperativa de San Lorenzo- a ser el pregonero de las fiestas. Una responsabilidad que recibió con agrado y que utilizó para poner en valor el “buen hacer” de la gente de Alameda y su tradición agrícola.

La alcaldesa alcazareña participó, un año más, en la inauguración de las fiestas que calificó como “emblemáticas para Alcázar de San Juan”. Igualmente destacó la importante labor que está desarrollando la Cooperativa San Lorenzo como “impulso y motor económico” de Alameda de Cervera “que está fijando población y dando un futuro a los habitantes de este lugar que, al igual que Alcázar, queremos que evolucione a la par”. En cuanto a la elección del pregonero, destacó la visión de Ángel Villafranca “que cuando nadie creía en la agricultura y el mundo cooperativo, ya defendía que podía convertirse en lo que es hoy, una importante industria”.