Alcázar ha celebrado sus Fiestas Patronales y de la Vendimia marcadas por las medidas sanitarias

Como cada primer fin de semana de octubre, Alcázar de San Juan honró a su patrona, la Virgen del Rosario Coronada en un año marcado por los protocolos sanitarios. Las Fiestas patronales y de la Vendimia se han visto reducidas a la novena, la Ofrenda Floral y la Función de la Virgen que se ha vivido con mucha intensidad y devoción.

0

Las fiestas Patronales y de la Vendimia se han celebrado adaptándose a las medidas sanitarias y de seguridad a consecuencia de la pandemia. Por este motivo,  la tradicional ofrenda se celebró durante todo el sábado en horario de mañana y tarde para evitar aglomeraciones.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor y la Teniente de Alcalde, Ana Isabel Abengózar  junto a  miembros de la corporación municipal, acudieron  un año más a la ofrenda celebrada en el interior de la iglesia de Santa María.

Rosa Melchor, felicitó al Hermano Mayor de la Archicofradía de la Virgen del Rosario, David Castellanos y a su Junta de Gobierno, por la magnífica organización de los actos celebrados, -el pregón la semana pasada y la ofrenda,- que han adaptado a los protocolos sanitarios garantizando la salud de los asistentes.  Al mismo tiempo agradecía a los alcazareños que han acudido a las celebraciones, su comportamiento responsable “entendiendo la situación que vivimos”.

Por su parte, David Castellanos agradecía la colaboración y comprensión de los fieles con las medidas establecidas que, sin embargo no han restado la asistencia habitual de otros años de familias, asociaciones, peñas y colectivos en general. No obstante, ha sido menor la cantidad de flores depositadas tal y como pidió la archicofradía, puesto que al no salir la procesión no era necesario ornamentar la carroza.  “Para no amontonar tanta flor pedimos una flor y un donativo para Cáritas Parroquial que irá destinado a las familias que lo pasan mal a causa del coronavirus”.

La archicofradía citó previamente a las asociaciones, peñas y cofradías que entraron a la iglesia cada diez o quince minutos, guardando las distancias de seguridad y evitando aglomeraciones.

Día de la Virgen del Rosario

La solemne función religiosa en honor a la patrona, contó con la asistencia de la alcaldesa, Rosa Melchor y del concejal Javier Ortega, además de las damas de la Virgen, representantes de cofradías, hermandades y asociaciones que completaron el 50% del aforo habitual del templo tal y como estable el protocolo sanitario.

Fue el único acto celebrado ayer domingo con motivo de la festividad de la patrona, al suspenderse la entrega de diplomas a alcazareños ausentes y  la procesión con la imagen de la patrona.