Alcázar de San Juan ha sido uno de los municipios castellano-manchegos elegido -junto con siete más- para dar forma a un proyecto de actuación de regeneración urbana integral (ARUI) para mejorar el barrio de la Pradera, en cuanto a viviendas y accesibilidad, junto con otras zonas de la ciudad contempladas en la estrategia ‘Alcázar de San Juan, un modelo de ciudad para el siglo XXI’. El lunes, 29 de mayo, la alcaldesa alcazareña presentó el proyecto en la Consejería de Fomento.

La Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, a través de la Consejería de Fomento y la Dirección General de Vivienda y Urbanismo, subvencionará 8 proyectos ARUI en otros tantos municipios de la región con el fin de optar a las ayudas estatales contempladas en el Plan de Vivienda 2018-2021 que permitan mejorar zonas urbanas, recuperar espacios históricos, mejorar la accesibilidad de determinados barrios y propiciar la eficiencia energética. El órgano regional correrá con los gastos de elaboración y adecuación de los proyectos a los requisitos ministeriales (como es el caso de Alcázar de San Juan) que permitirán cubrir el 50% de la inversión necesaria para llevar a la práctica las actuaciones de regeneración y renovación urbana.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, junto con los primeros ediles de Toledo, Torrijos, Talavera de la Reina, Tembleque, Illescas, Alcalá de Jucar y Tarancón, explicó el proyecto a la consejera de Fomento, Agustina García que el próximo 1 de junio visitará Alcázar de San Juan.

El proyecto planteado por el Ayuntamiento comprende actuaciones enmarcadas dentro el Plan Integral de La Pradera, como la renovación de las viviendas de promoción pública visiblemente deterioradas (las conocidas como cien viviendas), además de dotar esta zona de la ciudad de nuevas infraestructuras de carácter sociocultural y ambiental y desarrollo de programas sociales que favorezcan la inserción. En este mismo proyecto se presentan otras actuaciones como la mejora de la conectividad de zonas turísticas como son el Complejo Lagunar o el Cerro de San Antón con el resto del municipio, o mejorar la accesibilidad, sostenibilidad y eficiencia energética en instalaciones públicas y en los barrios más antiguos.

Para optar a las ayudas del Plan Estatal de Vivienda, la Junta subvencionará la adecuación y redacción del proyecto alcazareño -cuyas acciones están contempladas en la estrategia de ‘Ciudad para el siglo XXI- con un total de 17.254 euros.

La inversión necesaria para acometer todas las actuaciones se ha presupuestado en un total de 12.715.000 euros, de los que la mayor parte (10.260.000 euros) irían destinados a la mejora de los barrios, 1.545.000 para la renovación de las infraviviendas en La Pradera y 910.000 euros para la conectividad de las zonas turísticas.

La consejera valoró positivamente que los proyectos se hayan enfocado no sólo a la mejora de la habitabilidad, sino también de cara al turismo, un sector que dijo “está tirando muy bien de la economía regional”.