Alcázar de San Juan ya vive de lleno sus fiestas de diciembre, un mes en el que el ambiente navideño se entremezcla con el ‘Carnavalcázar‘, recientemente declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Uno de los puntos neurálgicos es, sin duda, la Plaza de España, donde en la tarde del viernes, 21 de diciembre, llegó desde el Polo Norte Papá Noel para atender en su caseta a los niños y niñas de la ciudad. Un ambiente mágico que se rodea también de artesanía con el tradicional Mercado Navideño.

En diciembre, Alcázar es Navidad y es Carnaval. Una perfecta combinación que atrae a visitantes de toda la comarca y de diferentes lugares de España. Visitantes que, al igual que los vecinos y vecinas de Alcázar, pueden disfrutar de todas las actividades programadas. Entre ellas, el tradicional Mercado Navideño que en 2018 cumple su séptima edición. Un mercado con una decena de puestos de artesanía que ofrecen diferentes productos que pueden convertirse en estupendos regalos navideños. Así lo explicó la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, que se pasó a visitarlo en la tarde del viernes, 21 de diciembre. “El Mercado Navideño es un aliciente más en estas fiestas. Una actividad que dinamiza el comercio local y que oferta detalles exclusivos para nuestros regalos navideños”. Bisutería, muñecas, ilustraciones, bolsos, complementos u objetos de decoración son algunos de los productos que pueden encontrarse en este Mercado Navideño que abre sus puertas entre las 11:00 y 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas todos los días hasta el próximo 5 de enero.

Junto al mercado, la caseta de Papa Noel, que ya está en la ciudad para escuchar las peticiones de mayores y pequeños que, desde el viernes, hacen cola para pasar unos momentos con Santa. La Escuela de Danza de Alma María García amenizó con baile la llegada del viejo elfo.

Para completar este ambiente navideño, se puede disfrutar también de la visita al belén monumental en el Salón Noble del Ayuntamiento y de las luces del gran árbol que decora el centro de la ciudad.