El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha manifestado la importancia de “recuperar” el consumo de alimentos “vinculados al territorio” y que “forman parte de nuestra cultura y nuestra vida”, incluidos en la pirámide de la Dieta Mediterránea. Ha realizado este llamamiento a los consumidores durante su intervención en el evento ‘CuídatePlus’, que se ha celebrado en el Palacio de Correos de Madrid para dar a conocer la plataforma web de referencia para promover la prevención y educación en salud vinculada a Unidad Editorial.

Martínez Arroyo, que ha sido invitado por su condición de presidente de la Fundación Dieta Mediterránea de España, ha defendido la “vuelta a la Dieta Mediterránea que había en nuestras casas, por los beneficios saludables que comporta”. Y ha insistido en la necesidad de “unir a los agricultores y ganaderos con los consumidores para, de esta forma,  enlazar los eslabones de la cadena alimentaria”. En este sentido, ha anunciado que desde el Gobierno regional se van a mantener reuniones con las Denominaciones de Origen (DO) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) para ofrecerles la posibilidad de incorporar el logotipo de la Dieta Mediterránea “como garantía ya no solo de calidad, sino también de salud”. Una oportunidad, ha destacado, para las empresas que comercializan productos con Denominación de Origen “que demuestren el potencial de una región mediterránea como es Castilla-La Mancha”.

Precisamente en esta materia, el consejero ha mencionado productos tan representativos de Castilla-La Mancha como son el aceite de oliva, las legumbres o el vino, incluidos en la Dieta Mediterránea. Además, ha señalado que la Comunidad Autónoma es “la principal productora de lentejas”, dada la relación demostrada del consumo de este alimento con la salud. Martínez Arroyo considera que la Dieta Mediterránea, “no solo es una forma de alimentarse sino que es también un modo de vida que tenemos que preservar”. A su juicio, “así estaríamos preservando el tejido agrario de aquellos que producen nuestros alimentos y el esfuerzo del tejido empresarial que transforma los productos de los agricultores y ganaderos para que lleguen a nuestras mesas”.

Rechazo al cementerio nuclear

Minutos antes de su intervención, el consejero de Agricultura ha respondido a la prensa respecto a la manifestación convocada mañana en contra del cementerio nuclear en Villar de Cañas, que proyecta el Gobierno central en una zona agraria en el centro de la región. En nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha, Martínez Arroyo ha afirmado que acoge “con agrado esta movilización de la sociedad civil, con la que está el Gobierno de Emiliano García-Page”, y de la que ha dicho “nos anima” a dirigirnos en una determinada dirección. Desde el Gobierno regional se considera que la construcción de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) sería un grave perjuicio para las denominaciones de origen de Castilla-La Mancha e iría en contra del impulso a la industria agroalimentaria de calidad con el que se trabaja en la región.

En materia de energía, el Gobierno regional “lo tiene claro”, ha aseverado el consejero, “nosotros apostamos por un modelo energético renovable; no apostamos por cementerios nucleares, ni por alargar la vida de las centrales ya existentes”. Por último, ha recordado que, en este momento, la Consejería está trabajando por la protección del espacio natural en torno a la Laguna de El Hito, en cumplimiento de la ‘Directiva Hábitats’ con la Comisión Europea, “porque el medio ambiente está por delante de los intereses nucleares”.