El Parque Cervantes cobrará vida nueva con la remodelación integral que está acometiendo el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. Unas obras que dotarán este espacio de un nuevo parque infantil, con columpios inclusivos y una amplia zona de suelta de perros. En las próximas semanas se decorará con graffitis cervantinos el anfiteatro.

La alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, acompañada por el concejal de Obras, Javier Ortega, visitó las obras de remodelación integral que se están llevando a cabo en el Parque Cervantes y que forman parte del Plan de reforma de Parques Infantiles iniciado por el actual equipo de Gobierno.

El Parque Cervantes será la tercera zona de juego infantil inclusiva de la ciudad – junto con El Arenal y Devis -a las que en próximas semanas se sumará también el Parque Alces. En este caso, el nuevo parque infantil tiene unas dimensiones de 150 metros cuadrados, con los columpios más novedosos, entre los que balancines y muelles están adaptados. Además, la gran novedad de estas obras es la habilitación de 700 metros cuadrados como parque canino. Hasta ahora, Alcázar sólo contaba con una zona de suelta en el Parque Alces, que también será mejorada próximamente. También se construirá un pipí-can en el barrio de El Santo, al final del Grupo Renfe. Todas estas actuaciones (Parque Alces, Santo y Parque Alces) suponen una inversión de 130.000 euros.

“Seguimos avanzando en la recuperación de la ciudad”, apuntó la alcaldesa alcazareña que recordó que hasta llegar a la remodelación integral del Parque Alces se han hecho dos intervenciones anteriores, saneando los setos que lo circundan. Puso en valor el trabajo por la inclusión, como criterio obligado en todas las obras relacionadas con parques infantiles, “para que todos los niños y niñas de la ciudad puedan disfrutar por igual de estas zonas de ocio”.

Por último, Melchor adelantó que en las próximas semanas se decorará el anfiteatro que corona este parque. Se hará con arte urbano pero muy ligado al nombre del parque y a los bancos originales que recrean pasajes del Quijote. “Hemos pensado que los graffitis sirvan para embellecer esta zona, integrándolos en armonía con el diseño del propio parque”.