Con el reparto para los alumnos de primaria acaba la entrega de equipos tecnológicos para estudiantes que los necesitan

0

La Concejalía de Educación junto con Protección Civil organiza el reparto de equipos electrónicos que permitan salvar la brecha digital del alumnado adaptando el proceso de enseñanza a las circunstancias actuales en igualdad de condiciones y oportunidades.

Se trata de una campaña que se ha realizado en dos fases. La última comenzó el 23 de abril y se ha completado el martes 28, unos días en los que se han repartido 174 ordenadores y 18 tarjetas de conectividad a los domicilios del alumnado de 3º a 6º de Educación Primaria. También se han repartido equipos al alumnado de Secundaria y Bachillerato de los tres Institutos de la localidad dando respuesta a las necesidades surgidas después del primer reparto de equipos. En esta segunda fase se han entregado hasta 150 dispositivos, ordenadores portátiles

El objetivo es  evitar  la brecha digital en un momento tan difícil, en el que muchos estudiantes se enfrentan a un final de curso que no tiene precedentes. Con esa finalidad se ha producido esta acción  de la consejería complementado por el trabajo que ha venido desarrollando el propio ayuntamiento, con atención a familias vulnerables a las que ya se ha entregado material didáctico, para que pudiesen continuar realizando las tareas educativas.

Los voluntarios de Protección Civil, además de repartirlo en Alcázar de San Juan , se van a encargar de llevarlo a las localidades vecinas de Quero y Villafranca de los Caballeros. Las tarjetas de conectividad también se han hecho llegar por correo a estudiantes de otros municipios, sobre todo los del instituto Juan Bosco.

En la primera fase el IES María Zambrano repartió entre el alumnado treinta portátiles y treinta y ocho tarjetas 4G, el Miguel de Cervantes Saavedra reparte dieciocho portátiles y ocho tarjetas, el Juan Bosco diez portátiles y cinco tarjetas, y la Santísima Trinidad dos tarjetas.

En toda la comunidad autónoma la Junta de Comunidades habrá repartido un total de 4.000 dispositivos para que los estudiantes con menos recursos puedan afrontar el final de curso con la máxima normalidad.