La asamblea local de Cruz Roja en Alcázar de San Juan está de enhorabuena después de restaurar la nave que, durante el pasado año 2017, sufrió un incendio que afectó a su flota de vehículos. Junto a la recuperación de la nave, Cruz Roja presentó su nueva ambulancia que ofrecerá servicio a toda la comarca. La presidenta en Alcázar de esta organización, Conchi Herrera, agradeció el apoyo prestado por Ayuntamiento, Diputación Provincial y Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

En la tarde del miércoles, 11 de abril, y después de un año de trabajo Cruz Roja reabrió restaurada la nave que en 2017 fue devastada por un incendio y presentó a los medios su nueva ambulancia, equipada con la última tecnología para atender emergencias. La presidenta de la asamblea local de Alcázar, Conchi Herrera, agradeció a Ayuntamiento, Diputación Provincial y Junta de Comunidades el apoyo prestado “desde el minuto uno” y de forma unánime, como sucedió con la moción presentada en su favor en el Pleno Municipal y que todos los grupos aprobaron.

Los trabajos de recuperación de la nave, según explicó Herrera, han sido “arduos”, ya que no ha resultado fácil quitar el hollín de paredes y techo. Igualmente, Cruz Roja ha recuperado el servicio de ambulancia con un nuevo vehículo, en el que se han invertido 66.000 euros, equipado con la última tecnología para ofrecer servicio a toda la comarca en caso de emergencias. Una ambulancia de las que tan sólo existen dos en Castilla La Mancha -una en la localidad toledana de Illescas y la de Alcázar de San Juan- y que ha sido posible adquirir gracias al apoyo económico de las instituciones, en especial de la Junta regional.

En la presentación de nave y ambulancia estuvieron presentes representantes de todos los grupos municipales de Alcázar, con la alcaldesa a la cabeza, además de la presidenta provincial de Cruz Roja, Lola Moreno, que destacó también el trabajo desempeñado por los voluntarios de la organización, un total de 300 en la localidad, de los que 120 desempeñan labores en socorro y emergencias.

La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, recordó la “desolación” que se vivió tras conocerse la noticia del incendio y ver la situación en la que quedó la nave y los vehículos que había dentro de ella. “Gracias al trabajo de todos la recuperación de este espacio hoy es una realidad y parece que no ha ocurrido nada”. Igualmente destacó la capacidad de resiliencia de Cruz Roja “que ha sabido sacar ventaja de un pésimo acontecimiento, no sólo recuperando una nave esencial para su labor, sino disponiendo ahora de una ambulancia del siglo XXII”.

Melchor agradeció igualmente el apoyo mostrado por todos los grupos municipales hacia Cruz Roja, cuya labor puso en valor destacando que “siempre están ahí y son colaboradores imprescindibles para las instituciones”.