“Cuba… ya tu sabes” el es título de la exposición fotográfica de Carlos Infantes Luna que se puede ver en el Museo Municipal hasta el próximo 30 de diciembre. Una exposición que recoge aspectos de la vida en Cuba a través de escenas cotidianas que el autor ha considerado definitorias de la sociedad cubana. Escenas con las que quiere compartir su visión de la isla, unas captadas en blanco y negro y otras en color para diferenciar modos de mirar.

El autor explica que esta exposición es fruto de un proyecto llamado My world vision hace algo más de diez años, salir de viaje y hacer fotografías, contactar con gente y hacer amistades, convivir y el resultado mostrarlo en exposiciones. Su paso por Alcázar se debe a que está residiendo en la ciudad actualmente y el Museo Municipal es uno de sus sitios favoritos para exponer. Es agente comercial pero este proyecto ocupa parte importante en su vida.

La exposición recoge fotos muy diversas de la vida en Cuba. Están captados en un tiempo en el que se fue a visitar a un amigo “al vivir como un cubano más la exposición ha salido desde la base de considerarme como uno de ellos, pasar por situaciones un poco más comprometidas de dificultad, te ayuda a captar la fotografía de otra manera”.

El blanco y negro es “porque estoy enamorado del blanco y negro pero creo que Cuba también había que mostrarla con algo de color por lo que he querido jugar con esto”. En la exposición hay también distintos formatos y ha querido que toda la exposición cuente una historia, “una historia sincera y de verdad”.

Los sentimientos son muy bonitos porque viví en la pobreza más extrema, que es fácil decirlo, pero cuesta cuando vives como ellos, cuenta, “pero recibí una hospitalidad enorme por el pueblo cubano y eso es lo que me quedó”.

Como calificativos para el pueblo cubano puede dar que son grandes artistas, tienen mucha cultura y quieren contar lo que son y lo que tienen, muy acogedor, lo recomiendo, dice.

Con la exposición este fotógrafo quiere mostrar “Cuba tal y como yo la vi, no he estado pendiente de la técnica, he querido mostrar el movimiento por las calles, la gente los sentimientos, las miradas, lo que me transmitían”. La exposición se mostrará también en Cuba en una exposición individual del autor.

Recomienda la exposición a todo el mundo para “que dejen su rutina diaria y porque se lo van a pasar bien, Cuba es alegre”.

El concejal Pablo Pichaco acompañaba al fotógrafo en la inauguración de la muestra donde afirmaba que acercarse a las fotografías nos da una visión diferente de lo que nos parece que es Cuba. Con estas imágenes en gran formato se ve Cuba de cerca “hay alguna foto en la que parece que el chico te va a soltar el balón y te va a dar, es una muestra muy distinta de Cuba de la que ve el mero turista”.

Un paseo por la muestra te hace cambiar el sentido que manejamos sobre Cuba y refleja que aunque los cubanos pueden ser pobres en algunos aspectos, “son muy ricos en espíritu y tal vez en algunos países tendríamos que aprender mucho de ellos”.

Una exposición que da una visión diferente de esa cultura que nos enriquecerá afirma, aunque no la conozcamos nos hace sentirnos cercanos “tiene muchos elementos como los coches de los años sesenta o la forma de ver la vida, que nos son muy familiares” está muy bien resuelta también la forma de exponer las imágenes, “la Cuba en blanco y negro que intenta quitar ese dramatismo para hacernos formar parte de ellos y la Cuba a color que nos hacer ver que ellos ven la vida de otra manera, y que seguramente nos tienen mucho más que ofrecer que nosotros a ellos”