Decorar con paredes de ladrillos es ideal para darle un toque diferente a las estancias. Aunque los ladrillos son material tradicional de construcción. con el auge de nuevas tendencias decorativas fueron relegados. En los últimos años con el gusto por los detalles naturales, han venido recuperando su lugar. Son muy antiguos porque surgieron hace 11,000 años hechos de arcilla y en forma rectangular. Su uso común es cerramientos, fachadas y particiones.

Decorar con paredes de ladrillos no resulta caro y es muy atractivo porque le imprime naturalidad a tu espacio. Desde los clásicos ladrillos de siempre hasta las versiones más modernas, siempre es un detalle perfecto. Puedes pensar en agregarlo en tu hogar, aprovechando sus variados tonos de color en una pared o detalles decorativos. Hoy en día,  excepto en el estilos decorativos como el industrial, el ladrillo  se agrega en columnas, chimeneas o en tramos de pared. Esto permite darle un toque novedoso a otro estilo decorativo.

Cómo decorar con paredes de ladrillo

Si te decides a decorar con paredes de ladrillos debes tener en cuenta qué estilo quieres lograr. Porque si estás realizando una renovación, puedes tener una decoración rústica o industrial aplicando ladrillos en todas las paredes. Pero si solo quieres hacer lucir diferente un espacio, pues una columna o un espacio de pared son ideales. En el salón de puede decorar con paredes de ladrillo, colocando los mismos en una columna o toda una pared.

Esto viene bien sea cual sea el tipo de decoración que tengas, porque se agregan detalles con ladrillos.  Además,  combina perfectamente con todos los colores posibles de paredes. Aunque son hermosos los ladrillos si eliges para decorar con paredes de ladrillo,  un color de ladrillos  muy oscuro, debes pensar en la iluminación. Esto quiere decir que para que el ambiente no se oscurezca debes emplear usar luces más claras.

Decorar con paredes de ladrillo las estancias

Como hemos dicho, la decoración con paredes de ladrillo se adapta bien a la cocina, el salón o el dormitorio. Puedes elegir distintas tonalidades de ladrillo entre el de aspecto más elegante y el más rústico. Y con ello crear una columna que no solo es atractiva sino proyecta una sensación de fortaleza en el ambiente. Pero si te gusta el ladrillo ¿A quién no? y quieres aprovecharlo al máximo, pues convierte tu cocina en algo tradicional y acogedor.

Las cocinas con detalles de ladrillo aunque no sean de estilo rústico o campestre del todo, se ven ideales. Combinando colores neutros con el del ladrillo,  se logra una atmósfera muy atractiva. Puedes usar el ladrillo en la chimenea donde se verá ideal. Hay toda una variedad de tonalidades que se adaptan bien al gusto de cada quien. En el pasillo una pared de ladrillo es perfecta,  sobre todo si eliges tonalidades muy claras que harán ver más amplio el mismo.

Colores para decoración de ladrillos

Si se tienen en casa detalles decorativos de madera natural como puertas o dinteles, el ladrillo en color más natural es perfecto. Combinarlo con colores muy claros como el blanco o el beige y detalles en marrón o color cobre harán un espacio precioso. El ladrillo no es solo para grandes espacios en que puedes jugar con mil tendencias. También es perfecto para pequeños espacios en que debes dimensionar a un tramo de la pared o para crear repisas. Y desde luego que se usan con mucho encanto en los ventanales.

Pero si el color del ladrillo y sus distintos tonos naturales no te gustan tanto, también puedes pintarlos. Esto es perfecto para un salón de estar acogedor y familiar o un dormitorio. Puedes elegir entre usar la cal o la pintura, pero si te decides por la pintura que sea en tonos suaves y muy claros. Las paredes de ladrillos blancos combinan con todo pero eligiendo negro, se crea un espacio realmente sofisticado por sencillo que sea. Además estas paredes en blanco permiten lucirte con muchas opciones como decorar con algunos graffitis o grandes cuadros. Pero ten en cuenta que una vez pintadas las paredes de ladrillo, es muy difícil si quieres cambiar, retomar el color natural.

Decoración con paredes de ladrillos blancos

Pero con paredes de ladrillo puedes ser muy creativo, puedes  pintar algunos de los ladrillos de color blanco con tonos pastel. Y si te decantas por los ladrillos naturales, pintar algunos de ellos  en contraste. O puedes y esto es muy chulo, barnizarlos para que tengan un brillo que se verá espléndido bajo las luces. Los colores neón también son perfectos para crear una zona contraste sobre ladrillo blanco.

El ladrillo combina con detalles decorativos en dorado o plateado, porque estos le dan más elegancia. Pero también se puede elegir detalles muy coloridos o muy elegantes, según sea lo que te guste para tu hogar. Como has comprobado, el ladrillo es muy versátil, siempre luce bien, resiste el paso del tiempo sin mayor problema. Nunca te aburres porque con solo agregar pintura o barnizar le das nuevo aspecto a la decoración de paredes con ladrillo.

Cuidado de las paredes de ladrillo

A diferencia de las paredes exteriores de ladrillo que por las inclemencias requieren mucho cuidado, las de interior con poco se conservan bien. Un par de meses al año hay que limpiarlas con una mezcla de jabón de platos y sal. Para ello prepara la misma con una onza de jabón y una onza de sal.

Hoy en día con la popularidad de decorar con paredes de  ladrillo, se puede aprovechar el mantenimiento especializado. Para garantizar la belleza y color del ladrillo, un profesional,  o si eres un amante del bricolaje puedes hacerlo tú mismo,  aplica sellador. Esto permite que el color se mantenga durante largo tiempo como el primer día.

¿No es cierto que no es complicado decorar con paredes de ladrillo?