Con el nuevo año podrás tener un baño minimalista en casa. Este estilo decorativo que tanto nos gusta se puede aplicar a este ambiente del hogar. Porque el mismo transmite una energía de relax y bienestar que todos queremos disfrutar. El baño tiene que ser práctico pero también debe ser muy atractivo.

Todos sabemos que los estilos decorativos más logrados son perfectos pero que demandan mucho mantenimiento. El minimalismo en el baño es perfecto porque también facilita ese mantenimiento. Y lejos de estilos rebosantes de color y detalles estos baños en estilo minimalista, son igual de atractivos y prácticos. Si piensas renovar el baño, ten en cuenta este estilo, no te defraudará.

Mucha luz y espacios abiertos para un baño minimalista


Para decorar un baño minimalista en casa, no olvides las cualidades esenciales de este estilo decorativo. Estas son muchas líneas geométricas, colores que transmiten sensación de pulcritud y sencillez. Pero también excelente iluminación tanto natural como artificial. Y si tienes ese espacio, crear un baño de este estilo decorativo, es ideal si cuentas con espacios abiertos. Grandes ventanales y mucha claridad.

Cuando se desea emprender la decoración de un baño minimalista en casa, hay que tener en cuenta la luz. Porque la luz natural es un aspecto básico de este importante estilo decorativo. Si se tienen grandes ventanales este requisito se cumple fácilmente porque el estilo demanda espacios abiertos. Esto transmite una sensación de mayor amplitud del espacio.

El uso de cortinas transparentes y de materiales suaves que permiten el paso de la luz complementa el estilo. Y el uso de accesorios de mucha calidad y original en regaderas, duchas y lavabos, es indispensable. No olvidemos la iluminación más baja, a la que podemos recurrir para iluminar aún más. Luces bajas con lámparas de pared pero también es un buen truco, usar más espejos. Estos reflejan mejor que nada la luz e iluminarán el espacio. Y elementos como la ducha también pueden aprovecharse, ahora que podemos elegir por ejemplo, una ducha transparente.

Materiales naturales como reclamo del estilo minimalista


Otro de los detalles básicos al decorar un baño minimalista es el empleo de materiales naturales. Porque esos se fusionan en la decoración con naturalidad y elegancia. Es primordial recurrir a la madera y la piedra para agregar elementos decorativos a nuestro baño. La madera no solo transmite una sensación de naturaleza sino que también resulta acogedora.

No se requieren grandes mezclas y materiales, apenas hacer uso de madera, metal o piedra y el estilo funcionará. Pero siempre hay que mantener la geometría, muchas líneas rectas que promueven el aspecto elegante de este estilo. Pero también hay que empeñarse en los acabados sencillos y elegantes. Y el mobiliario es perfecto para capturar esa geometría, eligiendo muebles de líneas rectas y simples. Además los mismos deben ser perfectos para guardar todo lo necesario en el baño.

Porque otro de los detalles que no se deben olvidar al decorar un baño minimalista, es que este debe lucir siempre ordenado. Por ello los elementos decorativos son mínimos pero bien elegidos. Y los textiles como las toallas se escogen en materiales crudos y que combinen totalmente con el espacio. En este estilo menos es siempre más.

El blanco como color protagonista del minimalismo


El color blanco siempre promueve la sensación de limpieza y relax. Es ideal para cualquier baño pero en el caso del minimalista es primordial. Usando el blanco se crea un ambiente que nos permite relajarnos y sentirnos cómodos luego de una larga jornada. Aunque el color blanco es distintivo de este estilo minimalista. También se puede decorar un baño minimalista recurriendo a otros colores como el negro. Este se puede emplear para fusionar con el blanco eligiendo detalles en color negro o mobiliario. Ya sabemos que estos dos colores siempre se ven perfectos juntos y son muy elegantes.

Para el estilo minimalista más puro hay que elegir monocromía para los suelos, paredes y techos. Esto es para el estilo más original y el contraste se aplica con los muebles y objetos que se eligen en color que impongan el detalle colorido. En el minimalismo además del blanco más puro, podemos elegir blanco roto. Pero también los tonos más neutrales de gris, beige, marrón y negro. Tomar en cuenta estos colores es fundamental porque los mismos son la base de este bonito estilo decorativo.

Además de lo que ya te hemos contado, hay que recordar que por ser minimalista, hay que imponer lo básico. Hay que tener en cuenta que no se debe exagerar con detalles. Como por ejemplo para usar una alfombra en un baño estilo minimalista. Hay que limitarse a una si es imprescindible.

Pero siempre en este estilo como en cualquier otro, la decoración debe adaptarse al espacio y al gusto personal. Siguiendo estos detalles esenciales se puede tener un baño minimalista. Que luzca estupendo como los que tanto te gustarán en estas imágenes. Que sea funcional. Que se vea siempre ordenado. Y que sea un espacio de relax.