El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha requerido hoy al Gobierno de España que se afronte ya la negociación de un nuevo sistema de financiación autonómica, que contemple una armonización fiscal de las Comunidades Autónomas, lo que evitaría la competencia en materia impositiva entre las regiones.

Ruiz Molina ha hecho estas declaraciones antes de comenzar una reunión de trabajo con la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha (AEFCLM), a la que han asistido cerca de una treintena de asociados y que ha tenido por objeto conocer de primera mano las demandas y necesidades de estas empresas.

A preguntas de los medios de comunicación, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha recordado, en relación con la reclamación de una armonización fiscal entre regiones, que “no todas las Comunidades Autónomas tenemos la misma capacidad económica ni las mismas posibilidades de hacer reducciones de impuestos”.

Por lo tanto, ha continuado Ruiz Molina, es “importante” que este problema se aborde desde un punto de vista nacional, de tal manera que “se establezcan unos mismos impuestos con unos márgenes para todas las comunidades, que nos permitan ser eficientes en la recaudación, pero que no seamos competitivos en los tipos impositivos que podamos aplicar en cada uno de los impuestos en cada región”.

En relación con la reunión de trabajo, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha agradecido la invitación a la AEFCLM, dado que, además de para conocer los asuntos que interesan a estos empresarios, será una oportunidad para, después de tres años de legislatura, hacer balance de los resultados que se están obteniendo con el plan de recuperación económica y social que se puso en marcha y que fue pactado con los agentes sociales.

Ruiz Molina ha indicado que este plan se inició para intentar poner fin a los principales problemas con los que el Gobierno de Emiliano García-Page se encontró al inicio de la legislatura y que eran una importante tasa de paro y un deterioro considerable de los servicios públicos.

“Con este plan estamos obteniendo los resultados que nos habíamos propuesto, en tanto en cuanto estamos reduciendo la tasa de paro, que era el principal problema, y estamos dando un impulso importante a los servicios públicos, con un incremento importante de recursos humanos, fundamentalmente en educación y en sanidad, y con la mejora de las infraestructuras para que la prestación de los servicios se realice de acuerdo a los estándares de calidad que reclaman los ciudadanos”, ha enfatizado Ruiz Molina.

En este sentido, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha puesto en valor que con una distribución diferente de prácticamente los mismos recursos se está demostrando que se pueden conseguir los objetivos previstos al inicio de la legislatura.

Por último, Ruiz Molina ha resaltado que, además, el cumplimiento de esos objetivos está siendo compatible con un saneamiento de las finanzas públicas, en tanto en cuanto se ha reducido en más del 50 por ciento la necesidad de financiación, el periodo medio de pago a proveedores es rápido y menor que en la anterior legislatura y Castilla-La mancha es una de las tres únicas Comunidades Autónomas que han reducido el peso de su deuda en relación al PIB desde junio de 2015.

La entrada El Gobierno regional reclama que el nuevo sistema de financiación autonómica contemple la armonización fiscal de las Comunidades Autónomas se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.