El Hospital Universitario de Toledo comienza la instalación de los aceleradores lineales para el servicio de Oncología Radioterápica

El Hospital Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha comenzado esta semana la instalación de dos aceleradores lineales de última generación para el nuevo servicio de Oncología Radioterápica, que se ubicarán en dos búnkeres acondicionados para ello en el sótano 2 del centro sanitario.

Estos dos aceleradores lineales posibilitarán ofrecer, con la colaboración del servicio de Radiofísica y Protección Radiológica, todas las modalidades de tratamiento con radioterapia externa de alta complejidad, como la radiocirugía, la radioterapia estereotáxica corporal, radioterapia guiada por imagen, arcoterapia volumétrica de intensidad modulada y sincronización respiratoria, entre otras.

La dotación de este nuevo equipamiento se incluye en el marco de la colaboración suscrita entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y la Fundación Amancio Ortega para la mejora del equipamiento de la sanidad pública regional para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades oncológicas.

El servicio de Oncología Radioterápica es una de las tres nuevas especialidades, junto Medicina Nuclear y Radiofísica, que se suman a la cartera de servicios con la apertura del Hospital Universitario de Toledo. Contará con los equipos más avanzados del mercado para facilitar el diagnóstico y tratamiento de los pacientes, lo que permitirá su integración en el modelo asistencial del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha centrado en el paciente oncológico.

La jefa de servicio de Oncología Radioterápica, la doctora Eva María Lozano Martín, ha explicado que esta es una especialidad médica dedicada a los aspectos diagnósticos, cuidados clínicos y terapéuticos del paciente oncológico, primordialmente orientada al empleo de los tratamientos con radiaciones ionizantes y terapéuticas asociadas.

Las diferentes modalidades de tratamiento radioterápico persiguen, según el contexto clínico del paciente, incrementar el control local y regional del tumor, aumentar la supervivencia y, en los casos de enfermedad avanzada, mejorar la calidad de vida del paciente oncológico.

La Oncología Radioterápica es, por tanto, un servicio clave en todo sistema sanitario moderno y universal que persigue la atención multidisciplinar, ya que entre el 50% -70% de los pacientes con cáncer precisarán en algún momento de la evolución de su enfermedad, tratamiento con radioterapia.

Para la doctora Lozano, “con la creación de los servicios de Oncología Radioterápica y de Radiofísica Hospitalaria y Protección Radiológica en el Hospital Universitario de Toledo se garantiza el acceso a todas las modalidades de tratamiento radioterápico, incluyendo las de alta complejidad técnica, sin la necesidad de desplazamientos fuera de la provincia”.

En este sentido, la doctora Lozano ha recordado que en la actualidad los pacientes de la provincia de Toledo que requieren tratamiento radioterápico son remitidos a dos centros concertados, por lo que la puesta en marcha de estas nuevas especialidades en el nuevo hospital evitará el desplazamiento de los pacientes.

Dos búnkeres en el semisótano

La instalación de este equipamiento tecnológico de última generación se lleva a cabo en dos búnkeres especialmente diseñados para albergarlos, que se encuentran en el sótano 2 del Edificio B, donde se encuentra ubicado el área de tratamientos, con Radioterapia Externa del servicio de Oncología Radioterápica, mientras que en la planta 0 estarán las consultas y el área de braquiterapia. Además, en la planta -1 se ubicará el servicio de Radiofísica y Protección Radiológica.

La entrada El Hospital Universitario de Toledo comienza la instalación de los aceleradores lineales para el servicio de Oncología Radioterápica se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.

Advertisement
Ir arriba