Ya sabéis que las redes sociales se han convertido en una herramienta indispensable para permanecer en contacto con familiares, amigos, conocidos, compañeros… También son muy útiles para informarnos sobre distintas noticias, compartir experiencias, ver vídeos y para un sinfín de cosas más. Tan importantes se han hecho las redes sociales en nuestras vidas que, según ciertos informes, pasamos casi dos horas al día consultando nuestros perfiles sociales y esto, cada año va a más. Por no hablar de los adolescente, cuya media cambia drásticamente, pudiendo llegar hasta las nueve horas diarias. Pero, ¿somos conscientes de nuestra seguridad al navegar por este tipo de plataformas? ¿Son 100% seguras? ¿Podemos confiar en las redes sociales? A continuación, hablamos sobre ello…

¿Hay que confiar en las redes sociales?

Que hay que andar con pies de plomo al navegar por Internet, lo sabe todo el mundo. Es decir, raro es el que no conozca a alguien que ha sido engañado mediante un fraude a través del correo electrónico, más conocido como phising. Sí, esos correos que se hacen pasar por correos electrónicos de empresas de nuestra confianza con el único fin de recabar información, ya sea personal, financiera o de cualquier tipo.

Es por eso que en nuestras cuentas de correo andamos más prevenidos, pero no extrapolamos dicha seguridad a nuestros perfiles en las distintas redes sociales. En estos perfiles revelamos datos como nuestra ubicación, nuestros datos personales, números de teléfono, cuándo nos vamos de vacaciones y demás información sin darnos cuenta. Información que puede ser recabada para lograr fines maliciosos como robos de identidad, realizar compras y transacciones sin que tengamos conocimientos de ellas…

Esto no son esas cosas que le pasan al vecino. Debes saber que según el servicio de prevencio del fraude Cifas, las redes sociales son el coto de caza número uno de los piratas informáticos actuales.

Aunque en las redes sociales te encuentres como en casa porque estás rodeado de amigos, familiares y conocidos, tienes que andar con mucho ojo. Es importante, conocer los riesgos y adaptar tu comportamiento en consecuencia al utilizar estas plataformas.

Fuente: NeONBRAND

¿Qué hacer para sentirte más seguro?

Actualmente existen cuatro amenazas al utilizar las redes sociales:

  • Spear phising: Envío de ficheros maliciosos o enlaces a los mismos a través de mensajes directos.
  • Robo de login: Consiste en el robo de los datos de acceso a una red social. Esto se suele llevar a cabo mediante keyloggers instalados en el equipo de la victima. Este tipo de malware es capaz de detectar lo que escribes con el teclado.
  • Ataques de bandera falsa: Consiste en el robo de los datos de inicio de sesión en una red social mediante el envío de una solicitud falsa para resetear una clave u otra actividad de autenticación.
  • Renovaciones de suscripción: Te suena eso de: La suscripción a tal red social ha caducado. Introduce tu número de cuenta para renovar. Muchos usuarios de WhatsApp han recibido mensajes similares incluso cuando ellos mismos indicaron por activa y por pasiva que el servicio es y será siempre gratuito.

El quid de todo esto es, ¿las organizaciones hacen todo lo posible por proteger nuestros datos de este tipo de ataques? Ciertas compañías ofrecen información sobre cómo mantener tu privacidad con anuncios en TV, vídeos y tutoriales. Pero, ¿es suficiente? Para que os hagáis una idea, el robo de información le cuesta a las entidades financieras millones y millones de dólares. Solo en EEUU supuso un coste de más de 16 mil millones de dólares el pasado año. Por no hablar de tiempos. Experian recoge en un informe que el tiempo medio para restablecer una cuenta es de 300 horas.

Estar siempre informado sobre cómo prevenir este tipo de incidencias al utilizar las redes sociales es vital para que no nos ocurra. Investiga, interésate por estos temas, informate en distintos diarios y blogs para que esto no te ocurra. Como he comentado antes, es muy normal confiar en las redes sociales, pero existen riesgos, y saber prevenirlos es muy importante.

Y hasta aquí nuestro artículo sobre el peligro de confiar en las redes sociales. Espero que te haya gustado y, si te ha resultado útil, no dudes en compartirlo en redes sociales (valga la redundancia). ¡Nos leemos!

 

Esta entrada El peligro de confiar en las redes sociales se publicó primero en Redes Sociales.

Más en la Revista de Redes Sociales.