El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha informado de que en los próximos meses el Gobierno regional va a convocar a las 168 comunidades de regantes de Castilla-La Mancha, para trabajar en una “estrategia común” para el desarrollo de las explotaciones agrarias de la región. Una defensa que ya se ha iniciado desde la Consejería y sobre la que ha informado, recientemente, a la comunidad de regantes del Canal bajo del Alberche que espera la conexión mediante tubería entre río Tajo y Arroyo de Las Parras en Talavera de la Reina, que está comprometida por el Gobierno central y que, recientemente, ha confirmado al consejero que se va a realizar.

Para garantizar el cumplimiento de estos y otros compromisos pendientes por parte del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), el consejero ha propuesto la creación de una Federación de Comunidades de Regantes de Castilla-La Mancha, “para que exista una comunicación permanente entre la Administración regional y el colectivo” y poder ayudar mejor a los comuneros a conseguir acuerdos en defensa de los intereses castellano-manchegos en materia de agua.

En este sentido, Martínez Arroyo ha comunicado a la Comunidad de Regantes talaverana que, recientemente, ha tenido la oportunidad de trasladar a la secretaria del Estado, María García la “prioridad” que debe tener el Gobierno central con unas obras comprometidas desde 2014. Una infraestructura imprescindible para garantizar el desarrollo de la agricultura en la comarca de Talavera de la Reina y con un período de ejecución de dos años, para la modernización de regadíos del Canal bajo del Alberche. Entre las obras pendientes están la entubación de las acequias, la puesta en riego por aspersión, la instalación de los grupos de bombeo necesarios y la reparación del revestimiento de todo el trazado del canal y la sustitución de la actual elevación Tajo-Canal Bajo en el arroyo Las Parras por una impulsión en tubería continua.

Con la ejecución de este proyecto el sistema de riego se ajustaría a las exigencias de la Directiva Mar­co del Agua europea, cuyo cumplimiento lleva años exigiendo en Bruselas la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alber­che -que siempre ha apoyado la causa de los regantes del Canal Bajo del Alberche- y cuya aplicación conllevaría un uso sostenible del agua basado en la protección a largo plazo de los recursos hídricos disponibles, pa­liar los efectos de las sequías e inundaciones y garantizar el su­ministro suficiente de agua en buen estado, tal como requiere un uso del agua sostenible y equilibrado.

En esta materia, el presidente de la Comunidad de Regantes talaverana, Santiago Muñoz ha aprovechado la reunión con el consejero para solicitar la complicidad del Gobierno de Castilla-La Mancha para “poner a la huerta de la comarca a la altura de las mejores producciones agrícolas del país”. Con las re­percusiones que este hecho tendría para la economía de la co­marca de Talavera, “teniendo en cuenta que la comunidad del Canal bajo del Alberche cubre 1.150 hectáreas regadas y agrupa a 2.800 regantes-comuneros de cuatro municipios: San Román de los Montes, Pepino, Talavera de la Reina, Calera y Chozas”.

Inminente Orden de Riegos en Castilla- La Mancha

Durante el encuentro, el titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha llevado una buena noticia y ha recordado que es “inminente” la convocatoria de la Orden de Ayudas dirigida a comunidades de regantes, propuesta por el Gobierno de Castilla-La Mancha, con cargo al Programa de Desarrollo Rural (PDR) regional y dotada con 31,5 millones de euros. “Unas ayudas muy esperadas” puesto que no se ha realizado “ni una sola obra hidráulica desde el año 2010”, ha señalado.

Con esta convocatoria, la Consejería pretende llegar a zonas prioritarias donde se pueda generar más riqueza; por ejemplo, en el Campo de Calatrava. Una zona en la que, Martínez Arroyo ha recordado que el Gobierno de Emiliano García-Page, “no apoya la declaración de sobreexplotación de agua subterránea” por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) dependiente del Gobierno de España. E insiste en que “el futuro del sector agrario pasa por el acceso al agua”.

Por último, el consejero de Agricultura ha informado a los regantes de otro importante convenio que se firmará próximamente con la Diputación de Toledo, en este caso, para arreglar los caminos rurales, a través de una inversión económica de nueve millones de euros y cuya reparación, “favorecerá el movimiento diario de nuestros agricultores y ganaderos”, ha concluido.