Si buscas clima tropical y paisajes con mucho verdor, tienes que visitar la isla de Roatán en Honduras. En el caribe centroamericano, esta encantadora isla convertida recién en gran destino turístico de playa, es inolvidable. Paisajes asombrosos llenos de arena blanca y cocoteros te harán guardar el mejor recuerdo de este lugar. Además, cuenta con el segundo arrecife de Coral más grande del mundo. Roatán forma parte del archipiélago Islas de la Bahía, junto con la islas de Guanaja y Utila.

Visitar Roatán

En este hermoso paraíso que es la isla de Roatán en Honduras, abundan los manglares y la vista del mar cristalino. Es una isla de 45 kilómetros de largo por menos de 8 kilómetros de ancho, su ciudad principal es Roatán. Otras de sus bonitas ciudades son Puerto Francés, West End, West Bay, Punta Gorda y José Santos Guardiola. Siendo un destino de vacaciones internacional, cuenta con un aeropuerto con conexiones a varios lugares lugares del mundo. Roatán sin duda es, una elección perfecta para este verano para un viaje de pareja, amigos o familia.

Cómo llegar a Roatán

Más de 10 líneas aéreas te llevan a la Isla de Roatán con escala en San Pedro Sula. También vuelos directos desde Miami o Houston. También puedes llegar a Roatán en barco desde La Ceiba . Y ya en la Isla, puedes aprovechar las conexiones marítimas para visitar otras islas y ciudades hondureñas. Con ferrys, autobuses, taxis, buses turísticos expresos, lanchas y cruceros. A la isla suelen llegar muchos turistas en barcos de recorridos por otros puntos de Centroamérica. Y también suelen haber cruceros para que no te pierdas de visitar como hemos dicho, otros lugares.

En la bonita isla de Roatán hay poblados llenos de alegría y colorido, Roatán y José Santos Guardiola, que son sus dos municipios. Lleno de alegría e influencia afro-antillana. Coxen Hole es visita obligada en la isla porque en él se encuentra el Aeropuerto de Roatán. Pero también desde allí, puedes planificar aventuras inolvidables en barcos o cruceros. Y en taxi hasta el mar en calma de West Bay.


Un lugar excepcional por su tradición y costumbres es Punta Gorda, porque en él habita el pueblo Garífuna. En este lugar, de visita en abril, se puede disfrutar del animado y colorido carnaval garífuna.

En Roatán además de perder la mirada en el mar más turquesa, puedes divertirte como nunca. Porque es el lugar perfecto para los que aman el deporte, puedes nadar con delfines, hacer buceo nocturno y también pescar. Tomar un crucero que te lleve a otros puntos cercanos del Archipiélago y aún las ciudades de Copán y La Ceiba. También y esto te encantará, un paseo en el barco de cristal y en submarino.


Pero Roatán es algo más que mar espléndido donde divertirse y también relajarse. En este paraíso de Centroamérica donde abunda el verdor y las montañas,  puedes practicar senderismo, escalada, ciclismo de montaña, snorkel, paintball y canopy. Puedes bailar animadamente o comer deliciosa cocina del lugar en los restaurantes y hoteles de Roatán.

Gastronomía de la Isla de Roatán

La gastronomía de Roatán hacer honor al mar que la rodea. Porque la misma aprovecha los mariscos en deliciosos platos. Son famosas su sopa de caracol, sopa marinera, de res, de cangrejo y la de cangrejo gigante. Pero también su Casabe, su pan casero llamado Queque, pan de coco, y las tortillas de harina llamadas “baleadas”.


En Roatán además de tenderse sobre la arena blanca, hay actividades interesantes que no debes perderte. Vistar el bonito Jardín botánico Carambola, el Museo Anthony’s Key, el Blue Harbor Plantation (Hydroponics), el mirador “The View” donde puedes ver el majestuoso Oceáno Atlántico.

El clima tropical de Roatán lo hace ideal para todos los que buscan sol y mar. Y realmente siendo un lugar de poca lluvia, todos los meses del año son ideales para disfrutar. Pero entre marzo y mayo son los mejores meses para que visites la isla. El clima es ideal por lo que no necesitas llevar mucho equipaje, apenas ropa ligera y sandalias.

Conoce Roatán Honduras


Se sabe de la isla de Roatán desde 1502, cuando Cristóbal Colón llegó a la cercana isla de Guanaja. Y cuando en 1520, bucaneros franceses se establecieron en el lugar y fundaron French Harbour. Su clima cálido y su naturaleza exuberante sin duda contribuyeron a que sus visitantes se quedaran en la isla. Un derroche de vegetación llena de colorido nos recibe al llegar a Roatán, donde abundan los mangos, guayabas y las flores. Pero también las gaviotas y los pelicanos, como compitiendo con esa belleza de paisaje hondureño.

Apenas poblada en un 10% de su extensión el resto es selva. Es un lugar acogedor y amigable en donde encontrarás muchas más razones para este viaje inolvidable. Roatán tan cerca de otras ciudades de Honduras y Centroamérica, es el destino perfecto para desconectar de la gris rutina de los días.