La fisioterapia ayuda a la mejora la calidad de vida de los pacientes de Fibromialgia

0

El próximo 12 de mayo se celebra el Día Mundial de la Fibromialgia y del Síndrome de Fatiga Crónica, una enfermedad que tiene una prevalencia de entre un 2% y un 3% entre la población, especialmente elevada entre las mujeres (3%-6%). El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla – La Mancha (COFICAM), quiere mostrar su apoyo al movimiento asociativo con esta enfermedad y reivindica el papel de sus profesionales en la mejora de la calidad de vida de los afectados.

Tanto la Fibromialgia como el Síndrome de Fatiga Crónica (enfermedades íntimamente ligadas) constituyen el paradigma del Síndrome de Sensibilización Central. El trastorno existente en el procesamiento de los estímulos, sobre todo los relacionados con el dolor, causa una sensibilización central a estos y una disminución en el umbral, generando una hipersensibilidad generalizada. En Castilla-La Mancha se estima que alrededor de un 3% de la población sufre en mayor o menor medida éstas enfermedades, lo que significa que más de 70.000 personas están afectadas, así como sus familias, que también sufren por sus allegados.

Este año la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y el consiguiente confinamiento de la población también ha afectado a los pacientes de Fibromialgia.  Aunque esta enfermedad y el Síndrome de Fatiga Crónica son dolencias que ya obligan, habitualmente o puntualmente, a períodos de aislamiento, con interrupciones de la actividad, vida familiar, laboral y social. Si las condiciones adoptadas, relacionadas con el confinamiento, determinan una disminución del ejercicio físico, una inmovilización prolongada y un aumento de las cargas emocionales podrían influir en el empeoramiento de la Fibromialgia y su sintomatología. El paciente debe seguir todas aquellas recomendaciones preventivas para evitar contagios, que se indican a la población general y tomar medidas que contrarresten estos factores negativos que pueden producirse por el encierro.

Abordaje multidisciplinar y buen protocolo de diagnóstico

La Fibromialgia y la fatiga crónica han pasado del desconocimiento hace unas décadas a un mayor reconocimiento hoy en día. Su alta demanda de recursos sanitarios, hacen que sea necesario un buen protocolo que acelere el diagnóstico, evitando así un peregrinaje innecesario a distintas consultas. “De este modo, se lograría dar una eficiente atención a los pacientes, reduciendo el consumo excesivo de fármacos y procurando un enfoque multidisciplinar”, afirman desde COFICAM.

La terapia cognitivo-conductual de la psicología, junto con un buen tratamiento médico y un correcto enfoque fisioterápico, constituyen los tres pilares básicos del enfoque multidisciplinar. La Fisioterapia dispone de distintas técnicas y procedimientos dirigidos principalmente a minimizar el dolor, mantener la funcionalidad y mejorar calidad de vida.

Los fisioterapeutas que traten pacientes con Fibromialgia deben implicarse en el manejo de la enfermedad, conociendo los recursos disponibles que tienen a su alcance. Pueden utilizarse diversas técnicas, pero las claves más significativas son la práctica de ejercicio físico, la terapia del ejercicio graduado y las técnicas miofasciales”, concluyen.

Una nota original de Diario de Castilla-La Mancha Información.