El Teniente de Alcalde, Alberto Lillo, ha hecho entrega este mediodía al hermano mayor de la Hermandad del Santísimo Cristo del “Ecce Homo” (Pilatos) de la Medalla de la Corporación de Ciudad Real, en la conmemoración del 75° aniversario de la llegada de la imagen del Cristo “Ecce Homo” a Ciudad Real, que procesionó por primera vez en la Semana Santa de 1944.

El Teniente de Alcalde, Alberto Lillo, ha hecho entrega este mediodía al hermano mayor de la Hermandad del Santísimo Cristo del “Ecce Homo” (Pilatos) de la Medalla de la Corporación de Ciudad Real, en la conmemoración del 75° aniversario de la llegada de la imagen del Cristo “Ecce Homo” a Ciudad Real, que procesionó por primera vez en la Semana Santa de 1944.

Además se cumple el 50° aniversario de la creación y primera salida de la cuadrilla de costaleros de Pilatos. Jóvenes que lo hicieron por primera vez de forma altruista y que fueron la semilla del resurgir de los costaleros de nuestra ciudad.

Alberto Lillo recordaba la vinculación de su familia con esta Hermandad y de los tambores que en el Barrio del Perchel anunciaba la muerte de Cristo, y después salía la procesión. “El Jueves Santo era muy especial en nuestro barrio del Perchel”. “Me acuerdo perfectamente del año de la cuadrilla, porque quisieron dejarlo en la plaza y me acuerdo de las caras de los que se metieron dentro del paso. Intentaron “boicotear” aquello, y presionar a una hermandad centenaria, y yo tengo el recuerdo de las caras de los que se metieron dentro, y salió adelante.”

Hermandad del Ecce Homo

El concejal, reconocía que a los poderes públicos, “nos podéis pedir que hagamos más esfuerzos por todo. Estamos haciendo un esfuerzo importante con las ayudas a las hermandades, el esfuerzo del personal propio: limpieza, mantenimiento, movilidad, policía… para que todo luzca bien, y ya se está licitando el Guardapasos, donde ya no hay ningún coche y que cuando pase la Semana Santa comencemos esa gran obra que va a ser el Guardapasos y que va a dignificar mucho lo que estáis representando. Os va a dar muchas posibilidades para disfrutar de los espacios comunes, de zonas de restauración o para que los jóvenes puedan aprender ese sentimiento de llevar a su Ecce Homo a hombros”.

Además añadía que “sería un disgusto personal que el jueves no se procesionara. Hay que salir, y hay que pasar por delante de Santiago, y allí estaré esperando a que llegue el “Ecce Homo” a la Plaza de Santiago”.

Antonio Oraá, Hermano Mayor de la Hermandad, reconocía sentirse “muy contentos y muy orgullosos, por el reconocimiento que la Corporación Municipal, como representantes de la ciudadanía de nuestra querida Ciudad Real, ha tenido hacia nuestra / su Hermandad de Pilatos, con la concesión de esta medalla corporativa”.

Haciendo historia, reconocía que a los largo de los siglos, esta Hermandad, como todas las de España, ha sufrido muchos cambios: de titular, de paso, de atributos Pero ya en el Siglo XX, en el año 1944 la Hermandad adquirió, las actuales imágenes: la del Cristo de Ecce Homo, la de Pilato, y la del Soldado Romano, todas ellas realizadas por el escultor sevillano D. Antonio lIIanes Rodriguez. Estas tres nuevas imágenes, junto con la imagen del Niño de la Palangana que data del año 1941, fueron montadas en las andas existentes desde 1911 y que tuvieron que ser reparadas para que el paso fuese llevado por costaleros, desde el interior, a dos hombros, como ya se hacía desde antes de la Guerra Civil”.

“Nuestra Hermandad aporta a Ciudad Real y a su Semana Santa, declarada de interés nacional, las imágenes realizadas por dos grandes y reconocidas “gubias” de la escuela sevillana como son Antonio lIIanes y Antonio Castillo Lastrucci quien es también el encargado de firmar el bellísimo paso de estilo barroco que procesiona por nuestras calles en la tarde del Jueves Santo, escenificando la presentación del Señor al pueblo, por parte de Poncio Pilato”

El hermano mayor valoraba cómo este paso siempre a lo largo de su historia ha sido portado a hombros por costaleros, nunca a ruedas, y desde el año 1970 y hasta nuestro días, estos Costaleros, portan a nuestro Cristo de una manera altruista, como Hermanos de la Hermandad. No debemos olvidar que somos la única hermandad que desde la reestructuración de la Semana Santa tras la Guerra Civil ha llevado siempre el paso a hombros y estamos muy orgullosos de ello, pues fuimos los pioneros en ese sentido de la Semana Santa de Ciudad Real. Si, la Hermandad de Pilatos hemos aportado nuestro granito de arena para que la Semana Santa ciudadrealeña actual sea como lo es hoy”.

Además reconocía que “durante estos últimos años hemos querido potenciar nuestra Hermandad una restauración de todas las Imágenes de nuestro grupo escultórico, empezando por la imagen de nuestro Cristo, y también del paso o trono, hemos creado una Escuela de Costaleros, donde los jóvenes van aprendiendo no solo la forma de llevar a Pilatos, sino lo que cuesta, el esfuerzo de portar unas imágenes durante la estación de penitencia e ir aprendiendo lo que es la camaradería y el compañerismo. Además desde hace más de 12 años la Hermandad creó la Banda de Tambores infantiles, este año más infantiles que nunca con una media de 7 años. Les enseñamos a coger los palillos, a llevar el ritmo del tambor, etc”.

Oraá pedía más implicación de las administraciones públicas, ya que consideraba “sentimos que no está valorado suficientemente por las instituciones, el potencial que las Hermandades demostramos día a día. Las ayudas que recibimos son claramente insuficientes para el trabajo desarrollado”.

El presidente de la Asociación de Cofradías de Semana Santa de Ciudad Real, Francisco Turrillo, daba la enhorabuena “en nombre de todas la hermandades a una hermandad que es tricentenaria. Habéis creado en Ciudad Real una de las cosas que caracteriza la Semana Santa: los costaleros. Fuisteis pioneros en crear la cuadrilla de hermanos costaleros, que se han multiplicado en todos los pasos de Ciudad Real, por lo que os merecéis el reconocimiento de toda la ciudad, y que la Asociación de Cofradías también quiere reconocer”.

La Hermandad del Ecce Homo, tiene su origen en el siglo XVII, y quedó establecida en la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol de Ciudad Real. Fue conocida indistintamente de varias formas, siendo las más conocidas las de Hermandad del “Ecce Homo en Pie”, y Hermandad del “Ecce Homo de Santiago” o “Pilatos”.

Es uno de los misterios más imponentes de la Semana Santa de Ciudad Real, declarada de Interés Turístico Nacional. Se representa la presentación de Jesús al pueblo por parte de Poncio Pilatos: ya flagelado y coronado de espinas, Poncio Pilato presenta a Jesús ante el pueblo maniatado. La imagen es obras del imaginero sevillano Antonio Illanes.

La entrada La Hermandad del Ecce Homo (Pilatos) recibe la Medalla de la Corporación de Ciudad Real se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.