El presidente de la Interprofesional del Vino, Ángel Villafranca y el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, como representante de la Fundación Tierra de Viñedos, han firmado en Alcázar de San Juan un convenio que tiene como objetivo fomentar la cultura del vino. Para ello quieren contar con profesiones del sector vitivinícola pero también con profesionales de la restauración.

A la firma del convenio que se ha realizado en la sede de Cooperativas Agrarias además de representantes de los organismos firmantes y de la administración, como la delegada de Desarrollo rural y Agricultura, Amparo Bremard, ha asistido la teniente de alcalde del ayuntamiento de Alcázar, Ana Isabel Abengózar.

El presidente de la Interprofesional del vino, Ángel Villafranca, destacaba  en el acto, que es el segundo año que firman el convenio para promocionar el vino, lo que forma parte de los objetivos de los dos organismos. Dentro del convenio además de novedades hay que decir que las dos partes “aportamos una cantidad importante de presupuesto para promocionar el vino y que se hable de vino”.

Como paso importante ha destacado la posibilidad de vincular el vino con la gastronomía, unir la dieta mediterránea con el vino, por lo que considera que es importante difundir el vino entre el sector de la hostelería, cocina y restauración para poder contar con la formación de profesionales que ayuden a fomentar la cultura del vino. Para el presidente es voluntad seguir trabajando en beneficio del sector, industria cooperativas, agricultores y población “necesitamos hacer que nuestros vinos se conozcan más y se consuman más porque eso creará riqueza”.

El consejero de Agricultura Francisco Martínez Arroyo cree que es importante para el sector este tipo de acciones. El anterior convenio, a su juicio, ha sido un éxito, “nos vamos a implicar en la cultura del vino con catas que han tenido mucho éxito y vamos a difundir los valores del vino contando con asociaciones de profesionales de cocina”. Considera que con el convenio que se firma se tiene que llegar a la ciudadanía, pero también a los viticultores. Ha querido agradecer al presidente Ángel Villafranca hacer  posible firmar el convenio. Afirma que “tenemos hacer que el vino sea rentable, que el sector sea rentable que tenga estructuras fuertes que defiendan sus intereses, que sean rentables y competitivos y lo decimos en un lugar muy representativo como es Alcázar”. Apunta que todos tenemos que implicarnos en un momento en que el sector está defendiendo sus precios y cuando se constata que se necesitan organizaciones interprofesionales fuertes.

El presupuesto para este convenio es de 250.000 euros, un proyecto colectivo en el que los dos organismos aportan.