La Oficina Municipal de Información consumidor ha publicado una serie de consejos de cara a las compras navideñas, Reyes y rebajas.

Así aconseja que en estas Fiestas navideñas no compre a la ligera, compare precios y calidad. No siempre lo más caro es lo mejor. Recomienda que adelante su compra, ahorrará tiempo y dinero. Seleccione los artículos en los establecimientos de garantía.

Debe pedir factura o ticket de compra. Los establecimientos comerciales están obligados a dársela si la pide, le servirá de justificante para cualquier reclamación. En la misma factura deben figurar los datos identificativos de la empresa, el artículo comprado, su precio, sellos, fecha y firma.

Si en sus compras de Reyes usted aparta los juguetes y otros artículos y entrega una cantidad a cuenta, pida su recibo correspondiente con los datos anteriores además del precio total del artículo, la cantidad a cuenta, pida su recibo correspondiente, con los datos anteriores además del precio total de artículo, la cantidad a cuenta y la fecha prevista de entrega.

Si realiza compras on line, tiene 14 días para devolver la compra desde el día en que la recibe en casa.

En rebajas exija productos debidamente etiquetados, los precios tanto el antiguo como el rebajado, deben figurar en la etiqueta. Y recuerde que se rebaja el precio, no sus derechos. Los productos rebajados no tienen por qué perder su garantía. En rebajas el consumidor mantiene todos sus derechos.

RECOMENDACIONES AL CONSUMIDOS EN LA CAMPAÑA DE NAVIDAD EN LA COMPRA DE JUGUETES

Antes de decidirse, compare precios. Vigile que todos los juguetes elegidos sean productos que superen todas las pruebas de la normativa de la UE.

Al comprar un juguete hay que leer las etiquetas adjuntas que le informarán de si existe algún riesgo, se tendrá especial cuidado cuando se compren juguetes con partes eléctricas.
A la hora de elegir no siempre el juguete más caro es el mejor. La publicidad la pagan los fabricantes de los juguetes para que elijas ese juguete en particular, no te dejes manipular.
En cuanto a los dispositivos electrónicos los padres tenemos la obligación de educarles en el uso correcto de éstos, especialmente limitando su uso.

Y recuerde que el juego no consiste solo en regalar a nuestros hijos un juguete sino compartir momentos con ellos. El juego es una forma divertida de enseñarles a los niños valores como la cooperación, la empatía y la tolerancia.