Los vinos con Denominación de Origen retornan a China para asistir a una de las ferias más relevantes del sector en el gigante asiático. Será del 22 al 24 de marzo en Chengdu, capital de Sichuan,  ubicada al sudoeste del país, con una población de área cercana a los 14 millones de personas.

Celebrada desde 1955, la China Food & Drinks Fair (CFDF) se ha consolidado como una de las referencias agroalimentarias de China, destacando además en el mercado específico del vino como puerta de entrada al centro y oeste del país. El interés también está en la capacidad de los vinos manchegos para adaptarse a las costumbres culinarias en esta región de China, siendo uno de los estilos culinarios más conocidos de China, que se caracteriza por ser muy picante.

El crecimiento comercial del vino en la cultura asiática se refleja en esta feria, donde la gran demanda ha llevado a cambiar el recinto. No en vano, con más de 10 millones de botellas (de 0,75 cl) en el pasado 2017, China es ya en la actualidad el primer comprador mundial de vino DO La Mancha, en una progresión de mercado constante durante el último lustro.

Un viaje a tierras chinas apenas unas horas después de haber cerrado  con balance positivo su presencia en ProWein 2018. Los vinos DO La Mancha volvieron a acudir a  Dusseldorf, Alemania, a la cita mundial más importante para el mercado y la promoción mundial del vino.

“Alemania es hoy, dentro de la Unión Europea, el país donde más vino DO La Mancha se vende, por tanto era necesario asistir a esta feria,  la más importante a nivel mundial de cara al aporte de calidad y valor añadido para nuestras bodegas”. Con estas palabras, el propio Presidente del Consejo Regulador, Carlos David Bonilla, realizaba un primer balance positivo de la asistencia de los vinos manchegos a ProWein 2018. Como ha resaltado el propio Presidente de la Interprofesión, los tintos tempranillo han sido los vinos más apreciados en su expresividad aromática y frutal.