Un año más, el I.E.S. Miguel de Cervantes despide a su alumnado de bachillerato con una fiesta de graduación celebrada, por segundo año consecutivo, en el Auditorio Municipal de Alcázar de San Juan. Un evento en el que han reconocido la excelencia educativa de 30 alumnos, nueve de ellos han terminado el curso con matrícula de honor -uno de ellos del nocturno- y el resto ha estado a punto de obtenerla, después de finalizar el bachillerato con notas por encima del 9. En este mismo acto, celebrado el pasado viernes 9 de junio, se entregaron los premios del XLIII Certamen Nacional de Cuento y Poesía que el centro organiza anualmente.

El Auditorio Municipal de Alcázar de San Juan acogió un emotivo acto de graduación de los alumnos y alumnas que han finalizado bachillerato y emprenden ahora su camino hacia la vida adulta y universitaria. Es el segundo año que este teatro acoge el evento, al que asistieron más de 400 personas, entre alumnado, progenitores, familiares, amigos y profesorado.

El I.E.S. Miguel de Cervantes ha acogido este curso a un total de 160 alumnos de bachillerato (145 en clases diurnas y 15 en sesión nocturna). El bachillerato es “la enseñanza por excelencia del dentro”, como destaca su director, Antonio Martínez. Una etapa educativa en la que destaca este instituto, por el alto nivel de preparación y la excelencia del alumnado que finaliza en el centro sus estudios. Una tónica que ha vuelto a repetirse una vez más, con cerca de 30 alumnos y alumnas que podrían haber optado a matrícula de honor, aunque tan sólo se conceden nueve. Todos ellos fueron reconocidos con un diploma.

Acompañándoles en el acto, la alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor, el concejal de Educación, Mariano Cuartero y la Vicerrectora de Estudiantes y Responsabilidad de la Universidad de Castilla La Mancha, Ana Carretero.

La Vicerrectora recordó que los recién graduados terminaron sus pruebas de acceso a la Universidad (EvAU) en los pasados días y que una vez conozcan los resultados “tendrán que tomar decisiones como adultos, decisiones que marcarán su vida profesional y personal”. Una situación en la que el miedo y la ilusión se dan la mano por la incertidumbre de la nueva etapa que ahora comienzan. La responsable universitaria recomendó a los jóvenes que escojan la carrera que les “motive” y “emocione”, considerando que “es el único modo de disfrutar del aprendizaje” y que hay que dejar en segundo plano las posibles salidas laborales.

La alcaldesa de la localidad -que también dirigió unas palabras a los graduados- puso en valor el ambiente de ‘Ciudad Educativa’ del que hace gala Alcázar de San Juan, miembro de la red del mismo nombre. Un ambiente que “se ve en actos como este, en el que la actividad sale de las paredes del centro”, refiriéndose a la celebración en el Auditorio Municipal. Igualmente, puso en valor la calidad del I.E.S Miguel de Cervantes, tanto por la profesionalidad y experiencia de su profesorado como por el nivel del alumnado. Un nivel “que es propio de la educación pública”, matizó la primera edil que aseguró que todos los centros educativos de la localidad trabajan en la misma línea de calidad.

En cuanto al XLIII Certamen Nacional de Cuento y Poesía, la categoría de cuento quedó desierta y fueron dos mujeres las ganadoras en poesía: Celia Carrasco Gil del instituto Benjamín de Tudela (Navarra) con su poema ‘Autorretrato’ fue la ganadora y Sabina de La Paz, del centro Pedro Soto de Rojas de Granada, consiguió un accésit con su obra ‘Sobre todo si somos lluvia y fuego’. Los poemas fueron leídos en el Auditorio por las autoras, la ganadora a través de un video y la segunda clasificada -que viajó hasta Alcázar- lo leyó en el escenario.