La residencia universitaria Santo Tomás de Villanueva, dependiente de la Diputación de Ciudad Real, oferta para el próximo curso un total de 170 plazas, dejando cuatro más de reserva en concepto de intercambio. En concreto, este año se ofrecen seis plazas para personas con discapacidad física o sensorial en habitación doble, 16 en habitaciones individuales, 100 plazas en habitaciones dobles y 48 en estancias triples.

El plazo para la presentación de solicitudes permanecerá abierto del 12 al 23 de junio. Los interesados deberán rellenar una solicitud que podrán retirar en la residencia, ubicada en la Plaza de San Francisco de Ciudad Real, o bien desde la página web de la diputación Provincial (www.dipucr.es), y entregarla, junto con los documentos que se exigen, en el registro general de la Diputación en horario de 9:00 a 14:00 horas.

Los no residentes deberán aportar el expediente académico del curso 2016/2017 o en su defecto, ficha informativa obtenida y sellada en la dirección de la residencia, a través de Internet (papeleta de selectividad para los que inicien estudios universitarios), así como una fotocopia de la matrícula o, en su defecto, de la reserva de plaza en el Centro Académico para el curso 2017/2018.

Del mismo modo, habrán de adjuntar certificado del nivel de renta de cada miembro de la unidad familiar que tenga obligación de hacerla, expedido por la Agencia Estatal Tributaria o autorización a la Diputación Provincial para solicitar los datos tributarios relativos a cada miembro de la unidad familiar. Certificado de pensión, prestación o subsidio que perciba cada uno de los componentes de la unidad familiar, expedido por el organismo correspondiente. Y también se entregará el certificado de residencia expedido por el Ayuntamiento con al menos un año de antigüedad. En caso de personas con discapacidad, certificado acreditativo expedido por el órgano competente. Y en el caso de hijos de trabajadores de la Diputación, certificado acreditativo.

Los residentes, por su parte, aportarán el Certificado Oficial de Estudios del Curso 2016/2017 o, en su defecto, ficha informativa obtenida y sellada en la Dirección de la Residencia, a través de Internet.

El baremo aplicable a los nuevos expedientes académicos es el siguiente: 10 puntos por matrícula de honor; 9 por sobresaliente; 7 por notable de 8; 6 por notable de 7; 4 por bien (6); y 3 por aprobado (5). Las asignaturas en las que el alumno o alumna figure como no presentado se considerarán como suspensas.

En cuanto al orden de preferencia, figuran en primer lugar los alumnos residentes del curso 2015/2016 que sigan realizando estudios universitarios el próximo año académico, y que cumplan con los baremos establecidos de tener aprobados el 45 % de los créditos matriculados para las carreras de Grados; y el 35 por ciento aprobado de los créditos matriculados para los grados en Ingenierías y Medicina (a los alumnos de primer curso no se les aplicará el baremo, conservando su plaza para el curso 2017/2018); en segundo término, hermanos de residentes, de nuevo ingreso, que inicien estudios universitarios y con todas las asignaturas aprobadas en la convocatoria de junio; en tercer lugar, hermanos de residentes que continúen estudiando la misma carrera con un número determinado de créditos aprobados, en función del número de créditos matriculados;

En cuarto lugar, hijos de trabajadores de la Diputación Provincial y, por último, no residentes que vayan a iniciar estudios universitarios con todo aprobado en la convocatoria de junio, y no residentes que hayan realizado estudios universitarios durante el curso 2015/2016, con todas las asignaturas aprobadas en la convocatoria ordinaria.

Asimismo, se especifica que en cualquier caso tendrán preferencia para la adjudicación de las vacantes, los solicitantes de la provincia de Ciudad Real.

La cuota mensual de la Residencia para el próximo curso se establece en 283 euros al mes. La cuota del mes de septiembre y de junio se fraccionará en semanas y quincenas según la estancia de los residentes.

Por otro lado, debido a la gran demanda de plazas que se producen todos los cursos y ante la imposibilidad de admitir a todos los solicitantes

y teniendo en cuenta que en enero o febrero estas plazas generalmente no se cubren, podrán optar a permanecer en la Residencia a condición de que su plaza sea en habitación doble (provisionalmente convertida en triple) de forma que cuando se produzca la baja siga siendo doble, sin que por ello se altere o perjudique el número de plazas de la convocatoria.