Como viene siendo habitual cada vez que se produce un ataque terrorista, la corporación municipal de Alcázar de San Juan ha celebrado a las puertas del edificio Consistorial un minuto de silencio por la memoria del concejal del PP, Miguel Ángel Blanco, asesinado hace ahora 20 años por ETA. Un gesto con el que todos los grupos municipales vuelven a mostrar, una vez más, su repulsa por la violencia y por cualquier forma de terrorismo.

En representación del Grupo Municipal del PP, Eduardo García-Villajos ha agradecido que el Ayuntamiento alcazareño se haya sumado a la convocatoria nacional en memoria de Miguel Ángel Blanco que señaló “es un acto para recordar a todas las víctimas del terrorismo”. El edil popular abogó a favor del “espíritu de Ermua” que, hace 20 años, unió a todos los demócratas en contra del terrorismo de ETA “para seguir luchando hoy en día contra el terrorismo internacional y en defensa de los valores constitucionales”.

Todos los grupos municipales se han unido a esta concentración silenciosa y han mostrado su repulsa contra “cualquier forma de terrorismo y la búsqueda de soluciones a través de la violencia”, como manifestó la portavoz de IU, Maribel Ramos. Equo también se sumó a esta denuncia y a “avanzar en el entendimiento por medio de la palabra, no violentamente”.

La alcaldesa alcazareña, en nombre del grupo municipal del PSOE, aseguró que no dudó ningún momento en sumarse a la cita “como lo hemos hecho siempre cuando ha existido un ataque terrorista contra cualquier ciudadano libre. Si hace 20 años los españoles fuimos capaces de vencer a ETA, fue porque lo hicimos desde la unidad y la demostración clara que no teníamos miedo. Debemos seguir así, desde la unión, para terminar con el terrorismo internacional que vivimos en estos momentos”.