Los alcazareños, que se estrenaban en LEB Plata, han firmado una temporada completa quedándose a las puertas de luchar por el ascenso.

Notable alto. Es la nota que se le puede poner a la temporada del Seguros Soliss Alcázar en esta liga LEB Plata que afronta ahora sus play-off. Una meta que casi consiguen los de David Varela, que han cerrado su participación en la décima plaza con un balance de 14 victorias y 16 derrotas.

Los manchegos no sólo han completado una seria temporada de debut, certificando su objetivo de permanencia varias jornadas antes de la finalización del campeonato, sino que además han luchado hasta el último momento por convertirse en equipo de play-off.

 

Esto les permitió el poder luchar hasta última hora por unos playoffs por el ascenso que se diluyeron tras tres derrotas finales -la última ante el campeón- y que, sin embargo, no empañan el buen papel de un equipo aquejado por las lesiones durante el tramo final del curso.