La consejera de Fomento, Agustina García, visitó Alcázar de San Juan para entregar, junto a la alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor, y la delegada de la Junta en la provincia de Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, seis nuevas viviendas sociales en el Barrio de La Pradera que han sido rehabilitadas gracias a la colaboración de las dos instituciones. Se trata del primer acto oficial de la representante regional que destacó que facilitar el acceso a la vivienda a aquellos que más dificultades tienen es una de las prioridades del Gobierno de Castilla La Mancha.

Seis familias alcazareñas pueden disfrutar ya de las nuevas viviendas rehabilitadas en el Barrio de La Pradera, cuatro en la Plaza de Dinamarca y dos más en las calles Irlanda y Luxemburgo. Viviendas que durante años han estado desatendidas y que presentaban problemas de habitabilidad y que gracias al convenio que el Ayuntamiento alcazareño mantiene con la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha han podido arreglarse y entregar a sus dueños en perfectas condiciones.

Con la entrega de estas seis nuevas viviendas son ya 12 familias -algunas años en lista de espera- las que han visto atendida su demanda de una vivienda social en lo que va de legislatura.

La consejera de Fomento puso en valor la preocupación del Gobierno alcazareño por políticas de vivienda social, no sólo por el citado convenio, sino por el proyecto ARUI (Áreas de Rehabilitación Urbana Integral) que presentaron los pasados días en Toledo y que contempla actuaciones en otras viviendas ubicadas en esta misma zona de la ciudad. Igualmente destacó que, a nivel regional, se ha dado un importante giro en política de vivienda, para facilitar el acceso a las familias con mayores dificultades, siendo una política de carácter social e integral.

En este nuevo mandato, la Junta ha entregado ya un total de 515 viviendas -195 de éstas en la provincia de Ciudad Real- a las que se suman las 7.755 ayudas al alquiler por un total de 14,5 millones de euros.