El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha reivindicado esta mañana la solidaridad entre los pueblos, ahora más que nunca, con la llegada masiva de migrantes a Europa huyendo de la miseria o de la guerra. Caballero ha hecho estas declaraciones hoy en la recepción de los menores saharauis que participan este año en el Programa Vacaciones en Paz, de los que 120 son acogidos en 42 municipios de la provincia.

El centro de recepción se ha fijado este año en el flamante colegio Divina Pastora de Manzanares, a donde se ha trasladado también el vicepresidente David Triguero, el alcalde de la localidad y diputado provincial, Julián Nieva, la concejala Beatriz Labián, los responsables de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui Silvestre del Río y Paco Real, y el representante saharaui Abdehale Amed.

Caballero ha incidido en el principio de solidaridad y fraternidad entre todos los pueblos y el compromiso que debe existir en torno a la raza humana, que es la única. Y ha añadido que si la solidaridad es la ternura de los pueblos, se puede decir, que la provincia de Ciudad Real hace un ejercicio de ternura importante con la acogida de 120 niños y niñas saharauis durante el verano.

Ha recordado que aunque es la Diputación la que financia el desplazamiento de los menores en avión y autobús hasta que llegan a sus hogares de acogida, el mérito principal lo tienen las familias, ya que incluso algunas de ellas se aprietan el cinturón un poco más para poder compartir su casa con un miembro más que necesita, incluso, cuidados sanitarios. En este punto ha querido destacar que “no se paga con dinero” las lecciones de vida que dan los menores, sobre todo a los hijos biológicos.

La Diputación, según ha explicado, interviene también en los campamentos de refugiados saharauis con el envío de alimentos y financia prácticas de futuros maestros en las madrazas. Y ha añadido que todas las acciones suponen una inversión de 350.000 euros, aunque el total que destina a cooperación internacional asciende a 1.050.000 euros.

Caballero ha destacado la importancia que tiene seguir manteniendo la llama de la solidaridad y de la reivindicación del pueblo saharaui, al igual que el alcalde de Manzanares, quien ha destacado el carácter solidario que acredita su localidad desde hace años. Ha dado Nieva las gracias a la Diputación y a la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, así como a Protección Civil, Cruz Roja y a la Asociación Juvenil Talayot, que ha divertido a los pequeños con el objetivo de hacerles más amena la espera.

Por su parte, Silvestre del Río, representante de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, ha agradecido a las 120 familias de acogida su colaboración y ha comentado que espera que el año que viene se incremente el número, puesto que ha habido veranos que se han acogido 260 niños y niñas. Es importante mantener el nivel de atención solidaria hacia los pequeños saharauis porque el programa Vacaciones en Paz sirve para que los pequeños se libren de días en los que se alcanzan los 50 grados a la sombra, según ha remarcado Abdelahe Amed, quien en nombre del pueblo saharaui ha dado las gracias a la Diputación, al Ayuntamiento de Manzanares, a la asociación organizadora y a las familias de acogida.

La entrada Solidaridad entre los pueblos en la recepción de los menores saharauis que vienen gracias a la Diputación se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

Más en últimas noticias de Castilla-La Mancha.